Asesor presidencial amenaza a testigo del caso de supuestos pinchazos

Hernández tiene un salario de $5,000 mensuales como asesor presidencial
Asesor presidencial amenaza a testigo del caso de supuestos pinchazos

Asesor presidencial amenaza a testigo del caso de supuestos pinchazos

Por: Redacción / Crítica -

El expresidente Ricardo Martinelli denunció que el asesor presidencial, Juan Hernández, presiona a testigos del caso pinchazos que decidieron no prestarse para es "show".

"Me informan que Juan Hernández, funcionario de la Presidencia, está presionando a testigos que no quieren prestarse pare seguir el show del caso pinhazos; entiendo que este señor es ASESOR del vicepresidente @gabycarrizoj. Ojo con esto señor presidente Cortizo", tuiteó en la tarde de ayer el exmandatario.

Publicidad

Hernández tiene un salario de $5,000 mensuales como asesor presidencial.

Por otro lado, Balbina Herrera, testigo de la fiscalía en el juicio oral por los supuestos pinchazos telefónicos, por segundo día consecutivo se dedicó a divagar y a esquivar las preguntas de la defensa de Ricardo Martinelli, lo que provocó que el Tribunal de Juicio le hiciera un fuerte llamado de atención.

La testigo, en más de nueve ocasiones recibió llamados de atención por parte del Tribunal, ya que la misma se rehusaba a responder los cuestionamientos que se le hacían.

"En estos momentos, usted tiene la calidad de testigo y tiene el deber de decir la verdad, por lo que se le hace un fuerte llamado de atención para que se ciña a responder todo lo que se le pregunta", le indicó la juez presidente, Iveth Francois, esto ante el malestar de Herrera, quien en esta ocasión vestía camisa celeste, saco azul, pantalón oscuro y zapatos azules.
Hay que indicar que a la testigo se le puso presente una serie de correos electrónicos que por estrategia la fiscalía no le quiso presentar y en los cuales tuvo que reconocer que su nombre no aparecía por ningún lado.'

Balbina Herrera, en su interrogatorio por parte de la fiscalía, también habló de supuestas personas que pasaban por su casa para gritarle improperios y vulgaridades, sin embargo, al ser cuestionada por Sittón sobre si pudo identificarlas, la misma dijo que "no". También se le preguntó si había podido identificar algún número de placa, modelo de vehículo, y señaló que "no". La testigo, también hizo referencia a la supuesta pérdida de una computadora, esto luego de que se introdujeran a su residencia, pero al ser cuestionado sobre si pudo identificar al invasor de su residencia, tuvo que decir que "no".

Al ser contrainterrogada por el abogado Sidney Sittón, la testigo tuvo que aceptar en el juicio que a pesar de que se acercó supuestamente voluntariamente a la fiscalía, por ningún lado de dicha documentación aparecía el nombre Balbina Herrera.

Igualmente, también tuvo que reconocer que nunca en la Fiscalía Auxiliar y en la Corte Suprema de Justicia, específicamente en el despacho del exmagistrado Harry Díaz, se le pidió verificar su cuenta de correo para ver si los mismos aparecían allí.

Además de esto, también reconoció que nunca se le pidió sus dispositivos electrónicos, llámese computador o celular para igualmente hacer dicha verificación. Tampoco la testigo los ofreció voluntariamente para realizarlo.

Otra de las inconsistencias de la documentación presentada a la testigo que se le presentó en la fiscalía y en la Corte, el logo de Gmail aparecía en la parte superior izquierda de la documentación y en la otra en el centro. También en toda la documentación que Sittón le mostró contaba con horas diferentes.

Algo que llama la atención es que la testigo, en su comparecencia ante la Fiscalía Auxiliar, logró identificar gran cantidad de correos que supuestamente eran suyos, pero la misma en dicha instalación pública no duró más de dos horas.

La perredista estuvo presente en dicha diligencia en enero de 2015, de 9.43 a.m. a las 11:20 a.m., es decir, que tan solo estuvo 1 hora y 37 minutos declarando.

Dentro de sus declaraciones, la perredista Balbina Herrera habló de una persona que supuestamente le estaba dando seguimiento y que la misma le indicó que lo hacía de parte del "Boss", sin embargo, al cuestionar sobre si podía identificarlo, dijo no recordarlo y que tampoco le mostró alguna identificación para verificar que trabajaba en el Consejo de Seguridad Nacional.

Contenido Premium: 
0