Se encuentra usted aquí

Block title
Block content

Detenciones por tráfico de chinos

Una de las personas víctimas de trata en entrevista rendida al Ministerio Público destacó que la tenían trabajando en un comercio, pero que no le estaban pagando por la labor que realizaba.

Por: Jorge Luis Barría Crítica -

Siete de los 10 imputados por el supuesto delito contra la humanidad en la modalidad de tráfico ilícito de migrantes, fueron detenidos provisionalmente mientras el Ministerio Público realiza las investigaciones del caso que se inició en Panamá desde el 9 de mayo de 2017.

En la fase de alegatos, la fiscalía solicitó la medida de detención provisional para los 10 implicados, en vista que habían elementos suficientes para dicha petición, pero la juez a cargo solo le concedió dicha solicitud a 7, mientras que los tres restante tendrán reporte periódico ante la falta de argumentos del fiscal.

La investigación en Panamá sobre el caso de Tratas de Migrantes se inició cuando las autoridades recibieron una alerta desde Costa Rica, donde a través de interceptaciones telefónicas dieron con que una ciudadana tica, supuestamente se comunicaba con la única mujer implicada en Panamá al hecho y que esta se comunicaba con ciudadanos chinos que viven en diversas provincias, para aparentemente acordar sobre cómo se haría el trabajo, según informó la fiscal.

Publicidad

En las averiguaciones del Ministerio Público indicaban que el modo de operar de las personas era pasar por la frontera a las personas, las llevaban a un sitio de resguardo y posteriormente las trasladaban en varios autos para distribuirlas en varios puntos del país.



Según el Ministerio Público no hay registro del ingreso de al menos 10 personas de ascendencia asiática que según las averiguaciones entraron a Panamá y de estas solo han ubicado a tres en los allanamientos que se registraron de manera simultánea en el país.

Una de las personas víctimas de trata en entrevista rendida al Ministerio Público destacó que la tenían trabajando en un comercio, pero que no le estaban pagando por la labor que realizaba.

Los sospechosos de este negocio cobraban cerca de 20 mil dólares por el traslado de las personas desde China hasta su ingreso a Panamá.

Los indiciados fueron llevados esposados, algunos iban de dos en dos, por la falta de grilletes, todos se mostraban tranquilos, y entre ellos se sonreían, hablaban como si se conocieran desde hace mucho tiempo.

Para el próximo 14 de septiembre a las 10:00 a.m. se realizará la audiencia de apelación a la medida de detención provisional que dictó la juez contra los siete investigados.

.

Block title
Block content
Block title
Block content
Block title
Block content
Block title