"Media Luna", el famoso asaltante de bancos de Panamá, se entrega... al Señor

"Media Luna", el famoso asaltante de bancos de Panamá, se entrega... al Señor

Por: Redacción / Crítica Impreso -

El más famoso asaltante de bancos en la historia de Panamá se reconcilió con Dios este domingo en la Iglesia "Sopla Dios" del Tabernáculo de la Fe, mientras el rebaño del reverendo Manuel A. Ruiz levantaba las manos, bailaba y cantaba alabanzas.

José María Infanzón, alias "Media Luna", se paró en el escenario del templo, y relató cómo ese momento comenzó a forjarse hace casi 20 años.

Publicidad

"Tuve un encuentro con el reverendo en el restaurante Waikiki", dijo Media Luna a los fieles. "En ese tiempo era el 1 de agosto de 2002 y el siervo me regaló esta biblia y me dijo tú eres un hombre de Dios y tú le vas a servir al Señor. Esta biblia yo la he guardado por 18 años".

"El miércoles pasado hubo una campaña en Samaria, San Miguelito. Yo estaba en el balcón de mi casa, y uno de los predicadores dijo saca esa biblia que tienes llena de polvo, que Dios te la ha dado para que sirva. Y yo cogí esa palabra para mí, porque venía atravesando problemas familiares, problemas económicos".

"El día Sábado me paré en la madrugada y tenía tiempo que no doblaba mis rodillas, tenía tiempo que no entraba en una iglesia, y me había predestinado para cosas no agradables al Señor. En la madrugada me quebranté y tomé la decisión de reconciliarme una vez más con el Señor, y hoy estoy aquí para honra y Glorida de Dios". Los miembros de la congregación aplaudieron.

"Presente con mi pastor, que fui consagrado desde niño cuando el pastor predicaba al frente de hoy supermercado Xtra cuando la iglesia era piso de tierra, bancas de madera, y una carpa azul. Llamé a mi hermano Pablo y al pastor Randy el sábado en la mañana y dije, para que vayan y se comuniquen con el pastor Ruiz, y díganle que el domingo voy a presentarme a la Iglesia porque he decidido reconciliarme con el Señor para su honra y para su gloria. Amén".

"Y aquí estoy, decidido a seguir el camino de Jesucristo porque sin él nada somos. En el mundo, lo tuve todo, pero el amor de Cristo siempre estuvo en mi corazón, y siempre estuve predestinado para eso y yo le pedí al señor, no permitas que yo muera sin cumplir para lo que tú me llamaste y me escogiste, y hoy estoy aquí dispuesto a servirle al Señor. Amén".

Media Luna, que aterrorizó a personal y clientes de bancos durante la década de 1990, y entró y salió varias veces de la cárcel, se desplomó cuando el reverendo Ruiz impuso la mano sobre su pecho. Luego, tocó su cabeza y susurró plegarias en su oído.

Los asistentes estallaron en júbilo y decían "Hay avivamiento en la casa del Señor".

El hecho delictivo más recordado de Media Luna fue el asalto en 1995 a un carro blindado de la empresa Brinks, de donde sustrajo 4 millones de dólares e hirió de bala en una pierna a un menor de 17 años.

También llegó a escaparse de la cárcel de Naos y fue recapturado.

Su último encontronazo con la justicia ocurrió en el edificio Turín de Samaria, en 2011. Huyendo de la policía, recibió 5 tiros y él logró herir a un uniformado.

(Con información de DUMASINFORMA)

Contenido Premium: 
0