Reclaman competencia en contrato para dotar de comidas a la Policía

Reclaman competencia en contrato para dotar de comidas a la Policía

Reclaman competencia en contrato para dotar de comidas a la Policía

Por: Redacción / Crítica Impreso -

En los últimos 20 años la compra de comida para las unidades de la Policía Nacional casi siempre ha estado controlada por la cadena de restaurantes Niko’s Café o su empresa hermana Monte Azul. Ello parece que no cambiará a futuro inmediato cuando se viene una compra intermedia por $3.8 millones y en septiembre la renovación del contrato grande por dos años más, un negocio que asciende a $40 millones aproximadamente.

Empresas interesadas en el tema ven con preocupación que se sigan estableciendo requisitos a la medida de oferentes específicos, lo que los mantendría en desventaja en estos procesos.

Publicidad

Ante ello, la dirección de Contrataciones Públicas dirigida por Raphael Fuentes detuvo temporalmente el proceso de licitación en el que la Policía Nacional pretende hacer una compra de comidas adicionales al contrato vigente con la empresa Monte Azul, filial de Niko´s Café. Esta vez para la compra de 828,573 platos de comidas para la alimentación de las unidades policiales en aislamiento por haber resultado positivo de Covid-19 y la escuela de oficiales. La vigencia de este contrato sería por un periodo de 12 meses.

A este acto en proceso se presentaron tres empresas oferentes Niko´s Café, representada por Diogenes Zanetti; ABBACO LG, por Karla Quijada; y Corporación Continental, por Juan Jaén. Estas empresas fueron al acto de homologación para decir que no tenían ninguna consulta sobre las condiciones o el pliego de la licitación, algo fuera de lo normal en este tipo de proceso.

Sin embargo, Fuentes sí alertó de posibles irregularidades el 21 de mayo cuando suspendió temporalmente esta compra para hacerle ajustes a los requisitos, por considerar que el acto original afecta la competencia.

Fuentes en su justificación dijo que en el pliego original “se repiten y hay criterios de selección y otros elementos que causan confusión en la información solicitada, dado que no se cumple con los criterios establecidos en los principios de economía, eficacia y publicidad en que se rige la Contratación Pública”.

Agregó que “el servidor público debe observar las normas aplicadas a los procedimientos de selección de contratistas sin añadir requisitos y eliminando las formalidades no exigidas por la ley, salvo en forma expresa, lo exija el pliego de cargos o leyes especiales”.

Las advertencias de Fuentes iban dirigidas a puntos clave del pliego de cargo elaborado por la Policía Nacional que nuevamente podrían ir a la medida de la empresa que ha controlado este negocio.

Uno de los puntos del pliego establece que “se requiere la operación mínima de 2 establecimientos completos abiertos las 24 horas del día, uno en la ciudad de Panamá y otro en la ciudad de Colón.

Otro de los requisitos polémicos exige que “los restaurantes deberán contar con una experiencia mínima de operación de 5 años previos a la apertura de la presente licitación”.

El pliego también advierte que se “se verificará la cantidad y el tipo de vehículos propuestos y si cuentan con el respectivo permiso sanitario de operación vehicular. Además, se exige un sistema de cámaras de circuito en cada planta de producción que permitan la grabación de las actividades 24 horas al día”.

La dirección de Contrataciones Públicas no ha dado la nueva fecha de presentación de ofertas para este contrato de $3.8 millones, pero para septiembre la Policía Nacional ya debe preparar la licitación grande de dos años para toda la institución.

Fuentes vinculadas al proceso advierten del posible conflicto de interés del representante de Niko´s, Diogenes Zanelti, quien tendría vínculos familiares cercanos al Ejecutivo. La empresa también mantiene contratos de servicio de comida con otras entidades del Estado que incluyen hospitales.

Contenido Premium: 
0