El consumidor debe comparar antes de comprar

El consumidor debe comparar antes de comprar

El consumidor debe comparar antes de comprar

Por: Por: Abilio Abel González López / Comunicador social -

Actualmente, el consumidor en nuestro país es más exigente, de tal manera, que utiliza los diferentes medios para hacer valer sus reclamos cuando considera que sus derechos son vulnerados, reportando a las autoridades respectivas las quejas y denuncias.

Es bueno recordar, en este aspecto, que la Autoridad de Protección al Consumidor y Defensa de la Competencia (Acodeco) no es la única institución responsable para resolver las múltiples reclamaciones, existiendo diferentes marcos legales, como la atención de los servicios públicos de electrificación, comunicaciones y agua potable, por la Autoridad de Servicios Públicos de Panamá (Asep); temas relacionados con préstamos bancarios y otros, por la Superintendencia de Bancos de Panamá (SBP); irregular manipulación de alimentos denuncie al Ministerio de Salud; entre otras situaciones.

Publicidad

Las personas tienen necesidades y estas son satisfechas, con la adquisición de distintos bienes y servicios. Sin embargo, muchas veces por el apuro los compradores caen en el error de no comparar detenidamente, lo que realmente se necesita, nos confundimos y compramos sin tener una clara y real necesidad que cubrir.

A través de un análisis de esta conducta del consumidor, que a pesar de estar informado, procedía a caer en el error de comprar por impulso, los estrategas de protección al consumidor procedieron a dirigir una campaña informativa hacia un consumidor, que compara detenidamente marcas y variedades existentes en el mercado, comprobando todas las característica y términos antes de comprar o estampar su firma en un contrato de un servicio.

Poco a poco, se está concienciando a los consumidores sobre la importancia de tener siempre presente, que mientras un consumidor compare y compruebe antes de consumir, su poder en el mercado crecerá.

Es impertinente, que antes de comprar un artículo, se compruebe si puede encontrarlo más barato en otro lugar. Comparando los precios de las compras en distintos establecimientos comerciales, se logra un ahorro de dinero, que servirá para hacer frente a otros gastos. Es muy sencillo, si la compra se hace en un local comercial cercano, hay que diferenciar el precio, al menos entre dos o tres establecimientos, que vendan con las mismas características.

Se vive en una sociedad consumista, donde a diario las personas están expuestas a una serie de mensajes por diferentes medios, que les incitan a comprar más y más. Por ello, para evitar caer en el consumo irresponsable, hay que estar seguro de la necesidad de comprar determinado artículo. Recuerde comparar antes de comprar.

Contenido Premium: 
0