Detenida por cercenar la mano a la hija de su prima hermana

Estos hechos ocurrieron el pasado jueves, en la comunidad de Barreta, en Olá, en medio de una diferencia por una casa heredada. Una mujer de 30 años fue herida con un machete.
En la cocina de esta residencia fue donde se llevó a cabo la agresión. Foto: Cortesía

En la cocina de esta residencia fue donde se llevó a cabo la agresión. Foto: Cortesía

Por: Jean Carlos Díaz/Crítica -

La juez Ariadni Mora, del Tribunal de Garantías de Coclé, decretó la medida cautelar de detención provisional para Edith Judith González Vergara, de 43 años, a quien se le imputaron cargos por los presuntos delitos de femicidio en grado de tentativa e inviolabilidad del domicilio.

La audiencia, que se llevó a cabo ayer, en el Sistema Penal Acusatorio de la provincia de Coclé, guarda relación con la investigación por el hecho ocurrido el pasado jueves 9, en la comunidad de Barreta, corregimiento de El Palmar, distrito de Olá, en Coclé.

Leer También: 8 heridos deja colisión entre busito y metrobús en Chilibre
 
Su hijo y ella son investigados

González junto a su hijo menor de edad (16 años), quien mantiene una orden de aprehensión en su contra, con un machete en mano llegaron a la vivienda donde se encontraba Kenia Yasel Luque Vega, de 30 años, su hija de dos años, su madre Marcis Vega Flor (prima hermana de Edith), y su cónyuge, para agredirla física y verbalmente.

La peor parte se la llevaría Kenia, a quien de un machetazo le cortaron la mano izquierda, y le causaron otras heridas de consideración en su cuerpo. Había ido a llevar a su madre al nosocomio, porque el 6 de mayo la había agredido su prima hermana en la residencia heredada.

Además: Hallan feto en tubería de aguas negras
 
No han encontrado la mano

Según los relatos de la fiscalía, el día de los hechos, Marcis tenía cargada a su nieta y el joven intentó agredirla, pero Kenia con un palo en la mano intentó evitarlo y ahí recibió la cortada que la dejó sin una de sus manos. Aún no han logrado recuperar su extremidad que había quedado en el lugar de los hechos.

La disputa fue originada por una herencia familiar (casa) que dejó la madre de Marcis al fallecer.

“Me planeaba la puerta, me decía sal que voy a terminar con ustedes, nadie se va a quedar vivo”. Yo decía: “por favor, Ludy, no nos hagas daño, yo nunca te he hecho daño; por favor, no me hagas nada”, contó la madre de Kenia, quien no quiso asistir a la audiencia por temor.

Podría Ver: Conductor de ARAP se estrella contra cerca del aeropuerto
 
Ha avanzado su condición de salud

Kenia se mantiene en condición estable, pero sigue hospitalizada en el nosocomio Aquilino Tejeira, en Penonomé. Sus otros tres hijos están en la capital, en custodia de su padre.

Moisés Tuñón, fiscal de circuito, coordinador de Homicidio y Femicidio de Coclé, indicó que el tribunal consideró que existían riesgos procesales por los hechos que se dieron delante de una menor de edad, que tuvo que ser protegida por su abuela.

A la audiencia asistieron siete familiares de la presunta agresora.

Contenido Premium: 
0