El mundo no será igual: los 6 grandes cambios tras el COVID-19

¡Olvídense! La presencia en las oficinas se reducirá muchísimo. Incluso podría compartir oficinas con una empresa que tiene empleados que llegan en días diferentes a los que entran”.
El mundo no será igual: los 6 grandes cambios tras el COVID-19

Por: Redacción Crítica/Infobae -

Bill Gates publicó un podcast titulado  “¿Cómo se verá el mundo después del COVID-19?” en el que mostró un panorama sobre qué podría suceder a partir de estos cambios culturales ocasionados por el virus. 
Gate mencionó cinco cambios principales que se darán en el futuro:

Primero: El coronavirus alterará en el futuro -una vez finalizada la pandemia- la forma en que las personas viajaban y realizaban negocios hasta marzo pasado.
¿Tengo que ir allí físicamente?. Para Gates, esa tendencia se mantendrá incluso para encuentros más casuales o más rutinarias, como las reuniones de trabajo. “La idea de aprender o tener una cita con el médico o una llamada de ventas en la que solo se utiliza una pantalla con Zoom o Microsoft Teams cambiará drásticamente”, predijo.

Gates también cree que la presencialidad en las oficinas se reducirá muchísimo. Incluso podría compartir oficinas con una empresa que tiene empleados que llegan en días diferentes a los que entran”. De lo que habla es que la rotación de personal podría convertirse en una constante a partir del COVID-19, aunque éste ya no represente una amenaza.

Publicidad

SEGUNDO. De acuerdo a su pronóstico, incluso las herramientas que hoy tenemos para mantener un encuentro virtual cambiarán de manera drástica, permitiendo que ese cambio cultural sea aún más pronunciado y eficaz. “El software era un poco torpe cuando todo esto comenzó, pero ahora la gente lo está usando tanto que se sorprenderá de lo rápido que innovaremos con el software”.

TERCERO. La nueva modalidad laboral permitirá incluso redefinir la vida urbana, las comunidades. Si uno no tiene la necesidad de estar en la oficina todos los días, esto le permitirá alejarse de los centros urbanos muy poblados, cuyos alquileres son -por la alta demanda- muy altos. 

CUARTO. “Creo que es posible que disminuya la cantidad de contacto social que se tiene en el trabajo, por lo que el deseo de tener mayor contacto social en su comunidad o con sus amigos por la noche, ya sabe, podría aumentar porque si estamos haciendo mucho trabajo remoto, entonces nuestras ganas de socializar, nuestra energía para socializar después de dejar de trabajar, será un poco mayor. Podría cambiar un poco el equilibrio allí”, comentó Gates.

LEE TAMBIEN: República Dominicana, el país de las niñas esposas

QUINTO. A pesar de que la vacuna podría estar disponible para gran parte de la población en tiempo récord, Gates cree que la normalidad tal como se conocía hasta inicios de 2019 no volverá por un gran tiempo. La gente, de acuerdo a su proyección, permanecerá temerosa de asumir riesgos si toda la población aún no está inmunizada.
“Hay una fase en la que vamos a tener números muy bajos en los Estados Unidos, pero seguirá estando en otras partes del mundo, por lo que podría resurgir. Creo que mucha gente seguirá bastante conservadora en su comportamiento, especialmente si se asocian con personas mayores cuyo riesgo de enfermarse gravemente es bastante alto”, indicó 

SEXTO. Por último, el fundador de Microsoft considera que si bien podría haber otra pandemia, ésta no necesariamente debería ser tan severa como fue la del COVID-19. Sobre todo cree que el mundo estará más preparado para contenerla.
“La razón principal por la que tendrá un impacto menos destructivo es que ya tendremos práctica. Habríamos hecho juegos de enfermedades como juegos de guerra, y casi todos los países responderán como lo hicieron Corea del Sur o Australia, donde se examinan personas y se ponen en cuarentena muy rápidamente, y nuestras herramientas de prueba serán mucho mejores. No seremos tan estúpidos la segunda vez”, concluyó.

Contenido Premium: 
0