El procesamiento visual es más lento en los niños con dislexia

El equipo reunió a un grupo de niños de entre seis y catorce años que tenía que identificar la dirección media del movimiento de una masa de puntos en movimiento mientras se medía su actividad cerebral.
Los niños con dislexia tardaban más en reunir las pruebas visuales que sus compañeros de desarrollo típico. Foto: Ilustrativa Pixabay

Los niños con dislexia tardaban más en reunir las pruebas visuales que sus compañeros de desarrollo típico. Foto: Ilustrativa Pixabay

Por: Redacción Ciencia / EFE -

La dislexia no solo causa problemas con la lectura, pues los niños que la padecen también procesan la información visual de forma más lenta y muestran diferencias a la hora de tomar decisiones sobre ella.

Una investigación de la Universidad de Reading (Reino Unido) que publica Jneurosci, combina nuevos métodos para comprender el proceso visual y la actividad cerebral de la dislexía, con lo que arroja luz sobre los procesos cerebrales que se ven afectados.

Publicidad

El equipo reunió a un grupo de niños de entre seis y catorce años que tenía que identificar la dirección media del movimiento de una masa de puntos en movimiento mientras se medía su actividad cerebral.

Los niños con dislexia tardaban más en reunir las pruebas visuales y eran menos precisos que sus compañeros de desarrollo típico, además se reflejaban diferencias en la actividad cerebral.

LEE TAMBIÉN: Identifican un nuevo gen importante para los ritmos diarios saludables

Aunque se sabe que la capacidad de lectura se ve afectada por la dislexia, los investigadores aún no tienen claro qué procesos cerebrales también se resienten.

La investigadora principal Cathy Manning, de la Universidad de Reading, indicó que, como grupo, los niños con dislexia también muestran diferencias en la forma de procesar la información visual y de tomar decisiones sobre ella.

La experta estima que habrá que investigar en el futuro si estas diferencias pueden “entrenarse para mejorar la capacidad lectora de los niños afectados, o proporcionar pistas sobre las causas de la dislexia".

Los niños fueron monitorizados con un encefalograma y se vio que la actividad sincronizada en las regiones centro-parietales del cerebro implicadas en la toma de decisiones aumentó de forma constante en todos ellos durante la tarea hasta que tomaron una decisión.

En el caso de los menores con dislexia ese aumento de la actividad se produjo de forma más gradual, indica el estudio, que apoya una relación entre el procesamiento del movimiento y la dislexia, aunque todavía no se conocen las causas. EFE

Contenido Premium: 
0