Hombre le inyecta semen a una mujer en un glúteo en un supermercado; va preso

El insólito suceso, que fue captado por las cámaras del sistema de videovigilancia del local comercial, tuvo lugar en la comunidad de Churchton, ubicada en el Estado de Maryland, en Estados Unidos.
Desesperada, la mujer se fue a realizar exámenes a un hospital para que los médicos determinaran qué era lo que había en la jeringa. Foto: Pixabay - Ilustrativa

Desesperada, la mujer se fue a realizar exámenes a un hospital para que los médicos determinaran qué era lo que había en la jeringa. Foto: Pixabay - Ilustrativa

Por: Redacción / Web -

A 10 años de prisión fue condenado Thomas Byron, de 52 años, luego de que en febrero del 2020, le inyectó su propio semen a una mujer, en uno de sus glúteos, mientras ella hacía compras en un supermercado.

El insólito suceso, que fue captado por las cámaras del sistema de videovigilancia del local comercial, tuvo lugar en la comunidad de Churchton, ubicada en el Estado de Maryland, en Estados Unidos.

Publicidad

En las imágenes se aprecia al hombre ingresando al supermercado como cualquier otro cliente y también cuando saca de su chaqueta la jeringa que utilizó para inocular a Katie Peters (víctima) en uno de sus glúteos.

Peters reaccionó agresivamente contra Byron, tras el ataque, pero él aparenta desconocer de qué ella le habla, pues inicialemente ella pensó que la había quemado con un cigarrillo, pero el agresor le solo le dijo: “Lo sé, se siente como una picadura de abeja, ¿no?”.

LEE TAMBIÉN: Hallan osamenta en ascensor de un edifico abandonado; podría llevar allí 24 años

Tras la agresión Peters salió del supermercado y cuando se sube a su vehículo para dirigirse hacia su casa empieza a sentir una sensación de ardor en una pierna, por lo que ella, asustada, llamó de inmediato a su hijo para contarle lo ocurrido, pues llegó a pensar que quizás la jeringa tenía heroína, veneno para matar ratas o incluso que esta podría haber estado infectado con VIH.

Desesperada, la mujer se fue a realizar exámenes a un hospital para que los médicos determinaran qué era lo que había en la jeringa, pero luego de que los policías de Churchton allanaron la casa Byron, encontraron dentro del inmueble y en su automóvil otras jeringas llenas de su semen, con las cuales, al parecer, intentó agredir a otras mujeres el mismo día que atacó a Peters.

Concluida la diligencia Byron fue retenido y remitido a la Corte de Circuito de Maryland, en donde un juez lo acusó por agresión en primer y segundo grado y condenó en primera instancia a pagar 25 años de prisión, pero después de un acuerdo la sentencia se redujo a 10 años.

Durante la investigación previa a la sentencia, los peritos lograron establecer que Byron también mantenía en su contra una orden judicial desde el año 1,999 como fugitivo de la justicia y una demanda civil del 2013 por violencia doméstica.

Contenido Premium: 
0