Un pueblo francés le prohíbe a sus habitantes morirse en ciertas fechas

La alcaldesa se molestó tras la muerte de un residente, pues no podían encontrar a un médico que certificará lo sucedido.
Un pueblo francés le prohíbe a sus habitantes morirse en ciertas fechas

Por: Redacción / Web -

Podría parecer mentira, pero una pequeña localidad en el este de Francia llamada La Gresle, con una población de 850 habitantes, promulgó un decreto prohibiendo a sus residentes morirse los fines de semana y días festivos.

LEA TAMBIÉN: ¡Increíble! Construyó un bar en su casa para que su marido no saliera

Publicidad

"Está prohibido que los habitantes mueran en sus casas en el territorio municipal los sábados, domingos y días festivos, por tiempo indefinido", reza el edicto emitido por el ayuntamiento.

Al parecer esta medida se produce después que el pasado domingo 1 de diciembre la alcaldesa Isabelle Dugelet, pasara dos horas y media intentando encontrar un médico para certificar la muerte de un vecino que había fallecido en su domicilio la madrugada de ese día (un procedimiento obligatorio para poder empezar los preparativos para el funeral).

Según Dugelet, su intención es demostrar "la absurdidad de un sistema al cual el alcalde responde con un decreto absurdo".

"Si los problemas para conseguir un médico de cabecera, o simplemente para ser tratado, son cada vez más críticos, ahora será necesario elegir su momento para morir, o bien elegir la forma pública en que el Servicio de Atención Médica de Urgencia tiene la obligación de intervenir", sostuvo la autoridad de ese lugar.

Contenido Premium: 
0