Se encuentra usted aquí

Block title
Block content

Sacerdote estable tras ataque con ácido de ciudadana rusa en Nicaragua

El ataque ocurrió durante una sesión de confesiones, cuando la mujer se acercó por detrás al padre Guevara y descargó un recipiente con el ácido.

El pasado mes de mayo, la Fiscalía abrió una investigación en su contra, tras darse a conocer los hechos que habrían afectado a cuatro menores, pero a la fecha actual los casos suman siete. EFE

Por: Managua / EFE -

El sacerdote nicaragüense Mario Guevara se encuentra estable y fue dado de alta de un hospital de Managua, informó hoy una fuente religiosa, luego de haber sido atacado con ácido sulfúrico por una ciudadana rusa, confirmó la Policía de Nicaragua.

Guevara, quien sufrió quemaduras "graves" en el rostro y otras partes de su cuerpo a causa del ataque del miércoles, fue dado de alta tras una intervención quirúrgica menor, dijo la fuente a Efe.

Publicidad

La mujer que atacó al sacerdote fue identificada por la Policía como Elis Leonidovna Gonn, de 24 años y de origen ruso.

El ataque ocurrió durante una sesión de confesiones, cuando la mujer se acercó por detrás al padre Guevara y descargó un recipiente con el ácido, según testigos.

Otras cinco personas que estaban cerca del párroco resultaron con quemaduras leves, según la información policial.

La Policía nicaragüense afirmó que la mujer "ingresó al templo con la finalidad de participar en sesiones de oración y exorcismo".

LEE TAMBIÉN: Comercios, museos y la Ópera de París cerrarán el sábado por las protestas

El ataque ocurrió dos días después de que un hombre, identificado como Ramón Mercedes Cabrera, colgara en redes sociales un vídeo con fuertes amenazas contra el cardenal nicaragüense Leopoldo Brenes "y todo aquel que sea católico", en el que también afirma que cuenta con el "respaldo del Frente (Sandinista de Liberación Nacional, FSLN), partido de Gobierno".

Por su parte, Brenes descartó que la mujer haya tenido motivos políticos.

La Arquidiócesis de Managua lamentó el suceso y pidió a sus fieles orar por el padre Guevara, de 59 años.

Las relaciones entre la iglesia Católica y el Gobierno de Nicaragua se mantienen tensas desde que el presidente Daniel Ortega acusó al Episcopado de apoyar un "golpe de Estado" en su contra, en medio de la crisis que ha dejado cientos de muertos y presos políticos en protestas contra el gobernante.

Los obispos actúan como mediadores en un diálogo nacional, actualmente suspendido, entre el Gobierno y representantes de distintos sectores de la sociedad nicaragüense para superar la crisis. EFE

.

Block title
Block content
Block title
Block content
Block title
Block content
Block title