Beso en los labios destapó escándalo de cura tocón

De acuerdo a la fiscalía, el cura mantenía fotografías del menor en su celular.
Beso en los labios destapó escándalo de cura tocón

Beso en los labios destapó escándalo de cura tocón

Por: Redacción Crítica -

La Iglesia Católica vuelve a estar en medio de un escándalo sexual luego de que a uno de sus sacerdotes se le imputaran cargos por delitos de actos libidinosos y exhibicionismo obsceno agravados  en perjuicio de un menor de 5 años.
El cura, Aristides Rodríguez Otero, de 58 años, también fue separado de su cargo, según indicó la diócesis de David en la provincia de Chiriquí, que además pidió disculpas y oración, a través de un comunicado.
El escándalo que rodea a este presbitero se destapó cuando el pequeño le dio un beso en la boca a su madre y su hermano. La acción causó extrañeza y al preguntarle al niño del porqué, él respondió que su tío (el sacerdote)  le hacía esto.

Publicidad

Y, es que el cura de la Iglesia Nuestra Señora de Los Angeles en el distrito de Gualaca viajaba frecuentemente a Barú para buscar al niño y pasear con él, ya que era su padrino.
Según el relato de la madre, el niño le contó que cuando su tío y él salían a pasear, el adulto le tomaba fotos desnudos en un río, de acuerdo a un relato al que tuvo acceso el portal Panamá Press.
Luego de que su hijo le contó lo que ocurría cuando estaba a solas con su tío, la madre interpuso una denuncia en la Fiscalía de Chiriquí el 5 de abril y el domingo 11 el sacerdote es aprehendido.
De acuerdo a la fiscalía, el cura mantenía fotografías del menor en su celular.
En la audiencia de garantías que se realizó el lunes, la fiscal Ladys Palacios solicitó la detención preventiva y la separación de su cargo como sacerdote en Gualaca, sin embargo, el abogado del sacerdote apeló la medida impuesta por el juez, fijándose para el próximo 21 de abril a las 2:30 de la tarde la audiencia de apelación.

3 curas separados
Este no es el único caso en los que sacerdotes se ven involucrados en escándalos.  
En el 2019, los sacerdotes Rogelio Topin, Orlando Rivera y Karl Madrid fueron también separados de sus cargos por “conductas inapropiadas y escandalosas”.

El caso fue público, ya que se filtró un video en las redes sociales, en el que se mostró una conversación en la que uno de los sacerdotes expresaba la relación que mantenía con un joven, quien denunció sentirse acosado por curas que le pedían sexo.
El caso quedó en olvido y, la Iglesia se mantiene en silencio sobre  estos tres sacerdotes. 
Lo último que se conoció fue l 6 de septiembre de ese año, la Iglesia emitió un comunicado en el que se indicó que “reiteramos nuestra posición de tolerancia cero ante cualquier clase de abuso, especialmente a menores y personas vulnerables”, el mismo párrafo que hoy, fue utilizado en la nota de la diócesis de David.
 


 

Contenido Premium: 
0