Investigan lazos de Agafia y Finmeccanica

Por: Santiago Fascetto / Enviado Especial -

El Tribunal de Roma escuchó ayer a dos testigos de la parte acusadora, en el juicio por supuesta corrupción internacional a funcionarios de Panamá, que involucra al exdirector comercial de Finmeccanica, Paolo Pozzessere y al italiano Valter Lavitola.

Durante la audiencia, llevada a cabo en la Sala Sexta de la Segunda Sección Penal del Tribunal de Roma –que preside la jueza Adele Rando- el primer testigo que se subió al estrado fue el abogado Giovanni Meliadó.

Meliadó admitió que constituyó una sociedad en Bulgaria –Agafia Bulgaria- por pedido de Lavitola; y cuya titular y beneficiaria –añadió- era la panameña Karen de Gracia, pareja sentimental de Lavitola.

El abogado dijo, además, que no sabía en forma exacta qué actividades tenía Agafia en Panamá –dueña del 100 por ciento de las acciones de Agafia Bulgaria-, aunque sostuvo que “entendía que era de asesoramiento a empresas de Finmeccanica”.

Agafia está en el centro de la escena en el proceso: la fiscalía considera que fue la sociedad panameña creada por Lavitola para recibir en forma ilegal $22 millones, el 10% del contrato que firmó Finmeccanica con Panamá.

Luego, declaró la responsable de operaciones comerciales de Finmeccanica, Elena Napolitano, quien reconoció que Finmeccanica firmó un contrato de asesoramiento con Lavitola para que promueva a esa empresa en Panamá, Brasil y Argentina.

Explicó que cada contrato se firmó con las filiales de Finmeccanica (Selex, Telespazio Argentina y Agusta) y que cada una de ellas, actuaba en forma autónoma. “Cada empresa decidía”, explicó la testigo.

El fiscal del caso, Paolo Ielo, preguntó por qué Finmeccanica necesitaba a Agafia para concretar negocios. “Se utilizaban empresas extranjeras porque más allá de las promociones, se debía garantizar un seguimiento después de firmar los contratos”, contestó Napolitano.

La próxima audiencia se celebrará el 14 de mayo de 2015, fecha en que se escuchará al último testigo de la fiscalía y se comenzará a escuchar a los acusados.