Se encuentra usted aquí

Block title
Block content
Block title
Block content

Misión cumplida tras 52 años consecutivos en Crítica

Por: Redacción / Crítica Impreso -

El diario número uno en circulación vivió ayer el fin de una era. La entrañable Ana Bustamante de Millares, conocida por todo el personal como "La Madre", y quien fue secretaria de la redacción durante casi 52 años, se acogió al más merecido de los retiros.

La señora Anita entró a trabajar a Crítica el 21 de abril de 1968, con solo 21 años de edad, y cuando el diario era dirigido por Agustín Cajar Escala.

Publicidad

En ese entonces, el presidente de la República de Panamá era Marco Robles, y la Guerra de Vietnam estaba en su apogeo. Nadie se imaginaba que seis meses después, un golpe militar derrocaría a Arnulfo Arias con solo 11 días de tomar posesión; ni que el hombre llegaría a la Luna al año siguiente.

Anita vio llegar e irse a 18 presidentes de la República (9 electos y 9 de a dedo), y a tres jefes del gobierno militar. Cuatro periodistas que trabajaron con ella en Crítica llegaron a ser Secretarios de Comunicación del Estado Panameño.

La Madre se encargó personalmente de recopilar y cuidar el más extenso archivo de fotos en tiempos en que Crítica formaba parte de Editora Renovación, y que luego mantuvo cuando la familia Arias recuperó su empresa periodística y la rebautizó como Editora Panamá América.

Los periodistas que trabajaron en los medios de Epasa tenía que firmar la lista de asistencia de Anita, y sus regaños para los que no se habían reportado, retumbaban en toda la redacción. Como ella misma lo dijo ayer, "he sido una mamá regañona, pero para el beneficio de todos". Y en verdad que la madre salvó los días de salario de muchos despistados reporteros.

En años recientes, el personal también fue testigo de la devoción de Anita por sus hijos y sus nietos, y la aplaudió cuando salió victoriosa de su mayor batalla: la que libró contra el cáncer.

La despedida de Anita era un acontecimiento que muchos ex "criticosos" no podían perderse. Tres antiguos directores de Crítica le presentaron sus respetos y agradecimiento: Erich Rodríguez Auerbach, Guillermo Antonio Adames y Rubén Murgas se sumaron al actual director Juan Pritsiolas en un concurrido homenaje en las oficinas de Epasa.

También se presentaron Marcos “Ponchas” Mendoza y Horacio Calvo (hijo de “Fulele” Calvo), así como tres exdirectores de “El Siglo”: Aneldo Arosemena, Carlos Singares y Jean Marcel Chery. Diamar Díaz (hija del exdirector de Crítica, Antonio Díaz), Luis Chamarro (exsubdirector de Crítica); Elizabeth Muñoz (exirectora de Día a Día), Dustin Guerra (director de Panamá América), Shanida Peñalba (directora de Día a Día) y Rosa Guizado, directora de Comunicación Social de la USMA participaron; y Eduardo Soto (exsubdirector de Crítica) envió un video mensaje porque estaba cumpliendo labor en Atalaya).

Periodistas viejos, de mediana edad y nuevos estuvieron presentes en la despedida de Anita, que más bien fue en reencuentro de generaciones.

"Debemos darle las gracias a Anita, por ser una gran compañía, una entrañable amiga y por su calidad humana", dijo Rodríguez Auerbach. "Ella es oro puro".

"Ella siempre estuvo pendiente de cada uno de los detalles. Era una mujer muy detallista, con una paciencia casi agustiniana, era casi una monja usted", recuerda Adames.

El exsubdirector Luis Chamorro concluyó: "Hablar de Crítica, es hablar de Anita de Millares".

La emoción sobrepasó a Anita en su último día de trabajo, al ver a sus compañeros de ayer, de hoy, y de siempre. "Quiero agradecerles todo lo que me han demostrado, todo el cariño que tienen, y todo lo que hicieron por mí, y más cuando estuve enferma", expresó.

La Madre ha salido de Epasa en sus propios términos. Ahora se dedicará 100% a su familia. Desde aquí en Crítica, todos los colaboradores estaremos agradecidos por su entrega, su cariño, su profesionalismo y su lealtad. ¡Grande, Anita!

Contenido Premium: 
0
Block title
Block content