Panamá acepta recibir 650 migrantes por día

Panamá acepta recibir 650 migrantes por día

Panamá acepta recibir 650 migrantes por día

Por: Redacción / Crítica Impreso -

Panamá y Colombia establecieron una cuota diaria de 650 migrantes procedentes de Haití, Cuba y de África hasta finales de este mes y otra de 500 diarios a partir de septiembre, para cruzar por la peligrosa frontera del Darién en su trayecto hacia EEUU.

"Las cuotas que se establecieron con Colombia son, mientras tengamos la crisis de los 15,000 hacinados en Necoclí (Colombia), vamos a recibir hasta finales de este mes 650 personas por día", dijo la directora de Migración de Panamá, Samira Gozaine.

Publicidad

Tras su primer acuerdo para atender ese fenómeno, ambos países quedaron en “homologar” o llegar en los próximos días a un pacto con Costa Rica para que permita el paso de un número mayor de migrantes del que está permitiendo mediante un acuerdo establecido con Panamá en los últimos años, explicó Samira Gozaine.

Para Panamá es positivo porque estaban recibiendo, inclusive, hasta 1,500 y 2,000 migrantes...hubo una semana en que recibimos hasta 10,000, detalló Gozaine.

La ministra de Relaciones Exteriores Erika Mouynes, brindó un balance del primer encuentro virtual de cancilleres y otros funcionarios de países de entrada, tránsito y destino, en un esfuerzo regional por impulsar un flujo más controlado y seguro.

Más de 50,000 haitianos, cubanos, venezolanos y migrantes del África y Asia ya han pasado por el Tapón del Darién en lo que va del año, superando el flujo más alto que se había dado —de 26,000— en 2018.

Funcionarios de Estados Unidos y Canadá se sumaron al llamado formulado por Panamá para el encuentro virtual, en el que tomaron parte el canciller de México, Marcelo Ebrard; de Brasil, Carlos Franca; de Colombia, Marta Lucía Ramírez; de Chile, Andrés Allamand; de Ecuador, Mauricio Montalvo; de Costa Rica, Rodolfo Solano y el vicecanciller del Perú, Luis Enrique Chávez.

Erika Mouynes dijo que su país recibió un “espaldarazo” de esas autoridades y que éstos expresaron su disposición de trabajar en compromisos reales para una solución integral y oportuna. “El fenómeno de la migración no lo podemos detener, pero sí podemos garantizar un (flujo) seguro y controlado de manera conjunta”, destacó.

Entre las medidas en que trabajarán —según las funcionarias panameñas— están que los países receptores brinden información sobre registros con antecedentes policiales, delictivos o criminales de los migrantes; establecer una especie de visa de tránsito para los extranjeros y fortalecer la lucha contra los traficantes de personas.

Panamá ha destinado 20 millones de dólares para atender la crisis, mientras lidia con el tema de seguridad y sanitario.

La canciller Mouynes, dijo que tras reabrir las fronteras, cerradas por la pandemia del coronavirus, se desató un inusual flujo de migrantes con picos de hasta 1,500 y 2,000 por día,

Mouynes aseguró que menos del 1% de los migrantes que pasan por Panamá solicitan asilo o refugio en el istmo. La mayoría son haitianos y cubanos, pero también hay africanos y hasta asiáticos. Todos ellos huyen de la violencia y pobreza en casa.

En declaraciones previas desde Colombia, el director de Migración, Juan Francisco Espinosa, confirmó que la cantidad de migrantes concentrados en Necoclí bajó el martes a 3,000 desde un máximo de 12,000 la semana pasada.

Contenido Premium: 
0