Santísimo Sacramento bendice la capital este Domingo de Resurrección (Video)

En medio de la misa Ulloa habló sobre la muerte, los problemas de violencia doméstica, la corrupción y la difusión de informaciones en redes sociales sobre el coronavirus.
Foto: Edwards Santos

Foto: Edwards Santos

Por: Redacción / Web -

El arzobispo de Panamá, José Domingo Ulloa, oficio la mañana de este Domingo de Resurrección la misa en la capilla del Seminario Mayor San José, y luego recorrió, con el Santísimo Sacramento, diferentes puntos de la ciudad capital, para bendecir al pueblo panameño.

En medio de la misa Ulloa habló sobre la muerte, los problemas de violencia doméstica, la corrupción y la difusión de informaciones en redes sociales sobre el coronavirus.

Publicidad
Regístrate Aquí 

Sustentó que "Ante la realidad de la muerte, la dicha de los cristianos es que tenemos la bendición de la fe y debemos verla como "... el paso que nos lleva a Dios."

El prelado explicó que por mucho el mundo se empeñe nunca podrá tener una victoria definitiva sobre la muerte.

Al hacer alusión a la fecha que hoy conmemoraran los cristianos en todas partes del mundo, Ulloa sustentó "Cristo ha resucitado y, con su resurrección, trae vida para todos."

Al enfocar su sermón en la enfermedad que aqueja a casi de 200 naciones alrededor del mundo, destacó que "Esta Pascua, en medio de la pandemia surge como una llamada a revitalizar y transformar lo que se ha hecho indiferencia, rutina, cansancio, aburrimiento". De igual forma hizo un llamado para que "Despertemos de la muerte del pesimismo".

Sobre la violencia contra la mujer Ulloa indicó que no se puede "excluir ni marginar a la mujer, porque como aseguró el Papa Francisco, de la mujer surgió la salvación y por lo tanto no hay salvación sin la mujer."

Es por ello que "Si queremos construir un mejor Panamá, entonces tenemos que cuidar y potenciar el genio femenino, porque ellas son fuentes de vida", agregó

Respecto a la corrupción el arzobispo indicó que "Construir el Panamá que todos queremos no se hace solo de palabra; demanda una serie de condiciones que pasan por la opción personal de ser consciente de que mis actos, mis acciones, tienen repercusiones en la sociedad."

Agregó que "Nos corresponde a los cristianos vivir como resucitados en medio de las tinieblas de la corrupción, del juega vivo..." y  "ser capaces de hacer que la luz del Resucitado alumbre a nuestras comunidades".

También hizo un llamando a los panameños: "Es hora de despertar y ser un cristiano valiente, sin miedo a proclamar la verdad, y la verdad para el cristiano es Jesucristo vivo y presente entre nosotros"

De igual forma, solicitó al pueblo panameño dejar de estar retuiteando informaciones sobre el coronavirus, porque esto puede causar una enfermedad mental.

Según sus palabras, tenemos que dejar de estar pegados todo el tiempo a los celulares, porque nos estamos haciendo mucho daño.

Recorrido

Después de la homilía, monseñor Ulloa realizó un recorrido a bordo del Papa Móvil que partió de la sede del Seminario Mayor San José, siguió por la Avenida Ricardo J. Alfaro, siguió por Paraíso, en San Miguelito, continuó por la vía Domingo Díaz hasta El Parador, avanzó hacia Pedregal, Mañanitas, la 24 de Diciembre y retornó por la vía Panamericana en donde recorrió calles de Don Bosco, Las Acacias y Ciudad Radial. El recorrido también incluyó sectores de Río Abajo, hasta Calidonia.

Durante su recorrido Ulloa se detuvo con El Santísimo en hospitales, policlínicas, la cárcel de mujeres, entre otros lugares para llevar la bendición a todos esos puntos.

Contenido Premium: 
0