Se encuentra usted aquí

Block title
Block content
Block title
Block content

Cesan venta de licor

La Alcaldía de Arraiján ha puesto toldas en el distrito para personal del Minsa. E.Montenegro/D.Sánchez/M.Madrid/T.Domínguez

Por: E.Montenegro/D.Sánchez/M.Madrid/ -

La Alcaldía de Arraiján emitió ayer un decreto en el cual prohíbe la venta de licor en los comercios que contemplen esta actividad. El documento ordena el cierre temporal de toda actividad comercial y empresarial dentro de este distrito en Panamá Oeste.

No obstante, se establecen excepciones para las plantas procesadoras, empacadoras y distribuidoras de alimentos al igual que supermercados, abarroterías, además de farmacias y zonas portuarias, entre otras.

Publicidad

Rolly Rodríguez, alcalde de Arraiján, indicó que la medida busca colaborar con el Ministerio de Salud (Minsa) en la lucha contra la pandemia del coronavirus (COVID-19).

En tanto, en el distrito de La Chorrera, el alcalde Tomás Velásquez ordenó la colocación de cintas de precaución en los parques, para evitar la aglomeración de personas y distribuyó toldas en distintos centros del distrito, donde personal del Minsa realiza el filtro de personas que acuden en busca de atención médica.

En el distrito de Capira se procedió a establecer un cerco sanitario en el corregimiento de Lídice, por parte del Minsa, luego de la aparición de dos casos positivos de COVID-19 en esta zona.

Colón

Poco a poco los colonenses han comprendido que no deben estar en las calles, si no es necesario, por las medidas contra el COVID-19.

La Policía Nacional hace cumplir el decreto presidencial y reforzado con el alcaldicio, de que las personas no estén en parques y otros lugares públicos, donde se generen aglomeraciones.

Mientras la Gobernación planifica cómo se van a repartir las bolsas de alimentos y el programa Panamá Solidario. Iracema de Dale, gobernadora de la región, informó que la distribución de alimentos y bonos de Panamá solidario, no va haber ninguna intervención de tipo política.

Dale aseguró que esa ayuda va a llegar directo a la comunidad en sus corregimientos.

Bocas del Toro

Un silencio total inundó las calles de la provincia de Bocas del Toro, la tarde del martes, tras el decreto presidencial que obligaba a la población a no salir de 5:00 p.m. a 5:00 a.m. y que ayer fue extendido a cuarentena total las 24 horas, periodo durante el cual la persona solo podrá salir dos horas a comprar alimentos o medicinas, según el último dígito de su cédula.

En el primer día de toque de queda parcial, desde horas del mediodía se observó cómo disminuyó la población en las calles, principalmente en los distritos de Changuinola y Almirante, en Bocas del Toro.

Por otro lado, funcionarios del Municipio de Changuinola realizaron una jornada de limpieza y desinfección en todas las paradas de buses del distrito, para garantizar un lugar limpio, que a pesar de que no hay casos confirmados en esta provincia, se pretende evitar que sean zonas de contagios del COVID-19.

También familiares denunciaron que más de veinte bocatoreños están varados en la terminal de Albrook, tras los cercos sanitarios.

Los Santos

Las autoridades de Salud de Los Santos desmintieron ayer la existencia de casos positivos de COVID-19 en esa provincia, luego de fuertes rumores en diversas comunidades sobre la defunción de un adulto mayor.

Sin embargo, las autoridades fueron enfáticas en reiterar que hasta el mediodía del martes, no existen casos positivos de coronavirus, siendo la provincia de Los Santos una de las pocas en no tener contagiados.

Rocío Muñoz, jefa regional de Docencia del Minsa en Los Santos, indicó que se difundió un fuerte rumor sobre la defunción de un paciente, sin embargo, reiteró que es falso.

Añadió que la comunidad santeña debe recordar que en la región existen personas que padecen enfermedades con síntomas parecidos a los del COVID-19, como lo son el Hantavirus, cáncer pulmonar, neumonías, entre otros.

Chiriquí

Los productores del distrito de Tierras Altas en Chiriquí piden a las autoridades del Minsa que se establezca un cerco sanitario para evitar la entrada de personas afectadas por el COVID-19 y que ponga en riesgo el suministro de productos hortícolas para el consumo nacional.

El productor y asesor de la Asociación de la Comunidad de Tierras Altas, Augusto Jiménez, declaró ayer que la solicitud se hizo en un escrito dirigido a la ministra de Salud, Rosario Turner.

.

Contenido Premium: 
0
Block title
Block content
Block title
Block content
Block title
Block content