Concierto histórico en Puerto Rico: 5 horas de música y recuerdos

Vestido de traje negro y con sombrero, Rubén apareció al escenario a las 8:43 p.m. agradeciendo al público por el apoyo recibido, reseñó sus inicios desde la década de los 60 y como deferencia a los miles de boricuas que abarrotaron el Coliseo
Concierto histórico en Puerto Rico: 5 horas de música y recuerdos

Concierto histórico en Puerto Rico: 5 horas de música y recuerdos

Por: Ana Elena Sánchez y Luis Gooding / Para Crítica -

Acompañado por 20 músicos bien acoplados, el panameño Rubén Blades le ofreció anteanoche al pueblo puertorriqueño un concierto que duró 5 horas, continuas y sin receso, contando la historia de cada canción que interpretaba con su impecable voz, un sonido espectacular y la utilización de gráficas visuales en combinación con el juego de luces que hicieron del evento una noche memorable.

Vestido de traje negro y con sombrero, Rubén apareció al escenario a las 8:43 p.m. agradeciendo al público por el apoyo recibido, reseñó sus inicios desde la década de los 60 y como deferencia a los miles de boricuas que abarrotaron el Coliseo, abrió el repertorio con temas de su amigo personal, el niño mimado de Puerto Rico, Cheo Feliciano.

Publicidad

En un evento bien ensayado donde no hubo espacio para la improvisación, Blades presentó una secuencia muy bien estructurada que continuó con El Cazanguero, el tema que describe la realidad en aquel momento, de muchos privados de libertad en la isla penal de Coiba, ubicada en el Pacífico panameño.

Así continuaron las 5 horas, con un recorrido por la trayectoria del artista que recordó sus años junto a Ray Barreto y presentó el tema Canto Abacua que aparece levemente modificado en su nueva producción Salsa Swing bajo la dirección musical del maestro Roberto Delgado.

Rubén Blades no necesita promoción en la Isla del Encanto porque es un figura altamente reconocida, respetada y admirada, sin embargo, regocija ver el sueño que viven el selecto grupo de músicos panameños, en su mayoría jóvenes talentosos con un acople espectacular que los posiciona como una de las mejores orquesta de todos los tiempos.

LEE TAMBIÉN; LAS ULTIMAS NOTICIAS AQUÍ 

 

El conjunto de historias vividas durante su carrera incluyó las 6 producciones de finales de la década de los 70 junto a Willie Colón; la primera: Metiendo Mano, donde relató  que comenzó a escribir el tema Pablo Pueblo desde el 9 de enero de 1964, lo termina en el 1977 y tristemente reconoce que después de más de 40 años la historia de Pablo Pueblo sigue siendo la misma; interpretó Lluvia de tu Cielo del puertorriqueño Johnny Ortiz y Plantación Adentro del ilustre Tite Curet Alonso, resaltando la amistad que los unía. Continuó haciendo gala de su trayectoria con Contrabando, habló de sus años junto a la Fania donde comenzó de cartero, luego lo buscaban más como compositor. En 1978 narró su primera experiencia como adulto a través de Paula C, en el evento se pudo escuchar un exquisito solo de trompeta de Wichy López, a quien llaman “El Expreso de Guanabacoa”.

El concierto se convirtió en una especie de versión remasterizada y mejorada de todas sus canciones, interpretó los 7 temas que forman parte de la producción “Siembra” de manera secuencial y agradeció la colaboración de Willie Colon por la producción de un disco que todos pronosticaron como un fracaso comercial y que hoy en día es el más vendido en la historia de la Salsa.

Cuando interpretó "Pedro Navaja", invitó al escenario al arreglista del tema y otros de sus grandes amigos, Don Luis Perico Ortiz quien agradeció el gesto e hizo gala de sus dotes como maestro de la trompeta.

Recordó durante sus años como independiente a los 6 del Solar, con el álbum “Buscando América” con el que consiguió su primera nominación al Grammy e interpretó “Decisiones”. En 1985 gana su primer Grammy con el álbum “Escena” y el tema “Cuentas del Alma” que también formó parte del repertorio.

Blades reseñó la condición de su mamá en 1992 por el cáncer de seno con “Amor y Control”

A la tercera hora Rubén interpretó “Todos Vuelven” como un homenaje póstumo al baterista de su orquesta Carlos (Bido) Pérez, quien falleció a causa del Covid-19 y cerrando con 1992 incluyó la canción “Adán García” y habló de su relación con Gabriel García Marqués y del disco “Agua de Luna” que aunque no fue éxito comercial, deja en la memoria la canción “Ojos de Perro Azul”.

Rubén resaltó la importancia de la educación, habló de sus estudios en Derecho tanto en Panamá como en Harvard University en 1985 y para estimular un modelo de conducta a seguir mencionó que se fue a estudiar en vez de gastarse su dinero en droga, resaltando que no importa cómo sea el antecedente familiar de cada uno porque que los destinos se hacen, no se heredan.

El amplio repertorio llegó a su quinta hora donde interpretó “Las Calles” donde menciona a Santiago de Cuba; habló de la maldad con la interpretación de “Te Andan Buscando”, el tema con Louis Ramírez “Juan Pachanga” y su producción “The last Fight”, resaltando “El Pasado no Perdona” y reconoció que el tema “Ausencia” de Héctor y Willie Colón como uno de sus favoritos.

Continuó en 1985 con “Tiburón”. En 1988 explicó que lejos de su natal Panamá compuso “Patria”  que hoy se constituye en un himno para América Latina. “Maestra Vida” no podía faltar en su repertorio y con “La palabra Adiós” se despidió de los puertorriqueños después de 3 años de ausencia y dejando un sabor de nostalgia en muchos cuando dijo que no sabe si nos volveremos a ver.

Para Carlos Salas un fotoperiodista con más de décadas de experiencia en la cobertura de entretenimiento, “Es uno de los mejores conciertos que se ha hecho en Puerto Rico y a nivel Internacional.

Rubén vino muy preparado a darle al pueblo de Puerto Rico un concierto completo, bien ensayado y demostró que a sus 74 años hay todavía una voz impecable y fina memoria para recordar con precisión cada detalle de su trayectoria.

Contenido Premium: 
0
generar archivo de audio: 
Audio Listo

Para comentar debes registrarte y completar los datos generales.