Rafael Amaya superó sus adicciones y reveló que antes no creía en Dios

El famoso actor de "El Señor de los Cielos", reapareció tras estar meses recluido en un centro de rehabilitación para superar todas sus adicciones a distintas sustancias.
Rafael Amaya superó sus adicciones y reveló que antes no creía en Dios

Por: Redacción / Web -

Luego de varios meses de problemas con las adicciones a sustancias prohibidas, mismos que hicieron que  desapareciera de la industria del entretenimiento, el actor Rafael Amaya reapareció en las pantallas de Telemundo más sano y recuperado de todo.

LEE TAMBIÉN: Su video debut ‘Exceso’ llegó a las 50 mil vistas

Publicidad

El famoso se presentó en el programa “Hoy Día” vestido con un traje y se sinceró con todo, además, se responsabilizó de sus adicciones y dejó en claro que “Aurelio Casillas”, personaje protagonista de “El Señor de los Cielos” no tuvo la culpa de que él se desviara del camino, sino el ego:

Amaya, quien estuvo ingresado en una de las clínicas de rehabilitación del boxeador Julio César Chávez, reveló que llegó a sentirse fuera de sí. “Yo estaba perdido, estaba aislado del mundo, estaba enojado con todos pero no era yo, yo antes de perdonar a los demás, me perdono a mí mismo porque aquella conciencia que tenía en aquella época yo pensaba que era la correcta”, dijo a los presentadores del matutino.

No fue el personaje, fui yo, la decisión fue mía no era Aurelio Casillas. Nos entrenan para dejar el personaje en el clóset, o donde sea pero sí me dejé llevar por muchas cosas, como la banalidad, lo materialista, el ego. Ahorita es cuando tengo éxito de verdad, porque tengo salud, tengo mi familia, tengo un compromiso de trabajo. No tenía compromiso con la vida, con el trabajo, con mi familia, con mis amigos, con nada. Se me vinieron encima muchas cosas. No hay un manual para ser famoso, para que te eleven el ego, porque el ego y la confianza son los peores enemigos del talento”.

El actor de “La Reina del Sur” incluso aseguró que en estos tiempos de tribulación, pudo acercarse a Dios, algo que en el pasado nunca hubiera imaginado. "Antes no creía en Dios, así tan mal estaba", argumentó. 

De esta forma, aseguró que todo lo que realizó en vida lo hizo por su propia cuenta bajo la ignorancia de no saber cómo debía protegerse y actuar ante la fama.

De 2013 a 2019, el actorr protagonizó la exitosa serie de Telemundo, ganándose el cariño del público, así como un sinfín de reconocimientos, convirtiéndose en uno de los rostros más conocidos de la pantalla chica, sin embargo, hacia el final de la séptima temporada despareció del ojo público, lo que hizo sonar las alarmas entre sus fans. Poco después se dio a conocer que estaba enfrentado un serio problema de adicciones.

Amaya luchó con todas sus fuerzas y logró salir adelante, al punto que recién se reveló que firmó un contrato de multiproyecto con Telemundo Global Studios, para protagonizar varias producciones originales.

Sobre este giro en su vida, Rafael dijo ante las cámaras de Hoy Día: “Ahorita es cuando tengo éxito porque tengo a mi salud, a mi familia y tengo un compromiso de mi trabajo”. Amaya concluyó con una frase que resumió el calvario que vivió: “El ego y la confianza son los peores enemigos del talento”.

Contenido Premium: 
0