Realizan vigilia por Miguel Ávila en Chitré

Reunidos a un costado de la vía, en el cruce entre La Arena de Chitré y Pesé, familiares y amigos del joven realizaron una vigilia pacífica, pidiendo que se esclarezcan los hechos en torno a su desaparición.
Los familiares señalaron que han tenido comunicación diaria con las autoridades, principalmente del SENAN, sin embargo son pocas las esperanzas que les dan.

Los familiares señalaron que han tenido comunicación diaria con las autoridades, principalmente del SENAN, sin embargo son pocas las esperanzas que les dan.

Por: Thays Domínguez / Web -

Catorce días de angustia, así describen lo que viven los familiares de Miguel Ávila, agente del Servicio Nacional Aeronaval (Senan), desaparecido en la Bahía de Parita el pasado 22 de febrero.
Reunidos a un costado de la vía, en el cruce entre La Arena de Chitré y Pesé, familiares y amigos del joven realizaron una vigilia pacífica, pidiendo que se esclarezcan los hechos en torno a su desaparición.
Corina Ríos Ávila, tía de Miguel, pidió en medio de lágrimas que se haga una investigación profunda sobre lo ocurrido en el accidente, en el que su sobrino cayó al mar, sin que hasta ahora se sepa nada de él.
En nombre de los familiares pidió a las autoridades que no dejen de buscar a Miguel, ya que ellos tienen fe que el mismo podrá ser encontrado.


La tía del joven indicó que los padres del joven desaparecido aunque viven en Puerto Caimito de La Chorrera, son oriundos del distrito de Pesé, en la provincia de Herrera, lo que motivó a familiares y amigos a sumarse al clamor.
"Hay una madre que sale y regresa con las manos vacías. Una hermanita que duerme afuera de su casa esperando a que Miguel regrese, un padre que no tiene consuelo. Les pedimos que tengan piedad de una familia que sufre", indicó Ríos.
Los familiares señalaron que han tenido comunicación diaria con las autoridades, principalmente del Senan, sin embargo son pocas las esperanzas que les dan.
Para ellos es extraño que tras 14 días no se sepa nada de él, ni se haya encontrado indicios ni rastros.
Rosa Ramos, amiga de la familia, aseguró que mantienen la fe viva de encontrar a Miguel, y que pueda volver a su casa, así como que sus familiares sepan la verdad de lo ocurrido desde el primer día.
"Es muy extraño que en 14 días no se haya sabido nada. A Miguel no se lo pudo haber tragado el mar, ni la tierra. En algún momento la justicia va a tener que actuar", indicó.

Contenido Premium: 
0