Problemas visuales afectarán a 90 % de jóvenes latinoamericanos en 2025

Para el 2025, aproximadamente el 90 % de la población de niños y jóvenes que realiza actividades de visión cercana, tendrán algún tipo de error de refracción como hipermetropía y/o astigmatismo (visión borrosa o distorsionada).
Una de las barreras para atender tempranamente estas condiciones es que muchas veces es difícil que los padres detecten los síntomas. Foto: Pixabay - Ilustrativa

Una de las barreras para atender tempranamente estas condiciones es que muchas veces es difícil que los padres detecten los síntomas. Foto: Pixabay - Ilustrativa

Por: Ciudad de México / EFE -

Al menos el 90 % de niños y jóvenes en Latinoamérica tendrán algún tipo de afectación de la vista para 2025, pronosticaron este jueves especialistas mexicanos.

"Para el 2025, aproximadamente el 90 % de la población de niños y jóvenes que realiza actividades de visión cercana, tendrán algún tipo de error de refracción como hipermetropía y/o astigmatismo (visión borrosa o distorsionada)", señaló en conferencia de prensa Iván Camacho, especialista en optometría.

Publicidad

Además, precisó, de ese total el 70 % desarrollará miopía, es decir, tendrán problemas para ver bien de lejos.

El especialista detalló que, derivado del confinamiento ocasionado por la pandemia del covid-19, más de 137 millones de niños y niñas en Latinoamérica transformaron sus hogares en salones de clases.

Esto, refirió, los orilló a pasar gran parte de su día frente a las pantallas digitales aumentando la probabilidad de padecer errores refractivos, los cuales ocurren cuando el ojo no puede enfocar claramente las imágenes.

Aunque estos errores se presentan por diversas causas, mayormente genéticas, el experto insistió en que el uso excesivo de dispositivos electrónicos pueden deteriorar la vista de los pequeños y por ello es importante que los padres vigilen y regulen el uso de los mismos.

Camacho explicó que algunos signos que indican que existe un error refractivo son los ojos rojos, irritados, dolor de cabeza, esfuerzo para enfocar objetos, acercarse demasiado libros o cuadernos e incluso el lagrimeo.

"Habitualmente, el ojo humano parpadea 15 veces por minuto, pero al mirar las pantallas digitales esta cantidad llega a reducirse a la mitad", explicó.

LEE TAMBIÉN: Un nuevo test de sangre permite la detección temprana de 50 tipos de cáncer

Una de las barreras para atender tempranamente estas condiciones es que muchas veces es difícil que los padres detecten los síntomas, por lo que es necesario realizar exámenes visuales desde los seis meses de edad.

"Posteriormente a los tres años, después cuando comienzan su vida escolar entre los cinco y seis años, y a partir de entonces esta evaluación se hace cada dos años", recomendó.

No obstante, si los niños son usuarios de anteojos o lentes de contacto, la revisión debe ser anual.

OPCIONES DE TRATAMIENTO

El optometrista Luis Villar afirmó que aunque hay diversas opciones para corregir la vista los lentes de contacto pueden ser una buena alternativa pues ofrecen un mayor rango de visión y brindan comodidad a niños y jóvenes.

Explicó que hasta 75 % de niños que usan gafas no pueden hacer deporte o practicar algunos juegos por miedo a romperlas o a lastimarse.

Mientras que el 86 % de quienes realizan algún tipo de actividad física se quitan los anteojos "efectuando sus actividades con una visión reducida".

Asimismo, recordó las recomendaciones como descansar la vista cada 20 minutos si se está frente a un dispositivo, lubricar los ojos con lágrima artificial, mantener las pantallas a una distancia de 60 centímetros y limitar el tiempo frente a dispositivos electrónicos. EFE

Contenido Premium: 
0