Ecologista protesta en topless para lograr que primer ministro se reúna con ella

La mujer de 31 años se ha hecho viral por asistir a las protestas de ‘Extinction Rebellion’ sin ropa y sosteniendo carteles que alertan sobre el cambio climático
Laura Amherst, de 31 años, es una activista ecológica que protesta en topless por el cambio climático

Laura Amherst, de 31 años, es una activista ecológica que protesta en topless por el cambio climático

Por: Londres / Infobae -

Laura Amherst, de 31 años, es una manifestante de ‘Extinction Rebellion’, un grupo activista por el medio ambiente que viene liderando una serie de protestas en Londres para tratar de sentar al primer ministro Boris Johnson para que escuche y de trámite sus demandas.

Amherst se hizo viral en redes sociales el mes pasado por posar desnuda con un cartel que advertía sobre la “emergencia climática” en una calle de la capital de Inglaterra y ahora vuelve a la luz pública por afirmar que entrará en huelga de hambre hasta que Johnson no aborde las demandas del grupo de activistas.

Publicidad

Para la ecologista de Brighton, el gobierno inglés no está haciendo lo suficiente para detener la crisis climática, por lo que está convencida que debe presionar al primer ministro para que el país reduzca las emisiones de carbono.

“He estado pensando en esto durante un par de semanas”, dijo Laura a medios locales.

“Va a ser extremadamente peligroso para mí y me estoy arriesgando mucho con mi vida, pero siento que tengo que hacer algo y tengo que intentarlo. Estoy realmente asustada por eso, pero lo voy a hacer”, agregó.

LEE TAMBIÉN: El nuevo Superman es gay y ya tiene novio; los fans están furiosos en redes

Laura ha ganado seguidores en línea después de aparecer en los titulares por aparecer en las marchas de ‘Extinction Rebellion’ en topless y luego por configurar una página de OnlyFans para donar algunos de los fondos a la campaña.

La eco-guerrera está pidiendo a sus 18.000 fanáticos de Instagram que compartan su video para difundir el mensaje de por qué ha decidido dar este paso.

“Necesito que esto se vuelva viral porque es uno de los videos más importantes de nuestro tiempo con la información más importante”, afirmó.

“Nos afecta a todos y si no hacemos algo nos vamos a extinguir. Realmente tenemos que hacer esto. Estoy arriesgando mi vida para sacar esto y lograr que Boris se lo tome en serio”, agregó la activista.

Las protestas también han cosechado detractores que la acusan de solo querer atención y no tener un compromiso real por el cambio climático.

“Recientemente me sentí avergonzada, la gente me ha llamado gorda, escribiendo que estaba llena de rollos en mi cuerpo y que no querían ver eso”, le dijo Amherst, que es madre de un niño, a The Sun.

“Otros me han llamado ‘repugnante’ y alguien incluso dijo ‘Me volveré vegano si me dejas jugar al motor con ellos (sus pechos). Les encanta meterse conmigo por tengo los pechos falsos, pero después digo: ‘Debe ser una persona horrible que busca atención’, pero igual me tienen mal”, agregó.

Lo cierto es que mientras la activista dijo que hará huelga de hambre hasta que el primer ministro no hable con ella, este se encuentra por estos días de vacaciones.

Contenido Premium: 
0