Valioso meteorito cae sobre el techo de una casa y su dueño se vuelve millonario

La roca espacial tenía más de 4.500 años de antigüedad y era extremadamente rara. Podría tener elementos que ayuden a explicar la vida en la tierra. Ahora la venden en eBay por casi dos millones de dólares.
Josua Hutagalung con el meteorito que le cayó del cielo y le cambió la vida.

Josua Hutagalung con el meteorito que le cayó del cielo y le cambió la vida.

Por: Indonesia / Infobae -

Dicen que el dinero no cae del cielo y para la mayoría de las personas esto es cierto, pero no lo fue para un afortunado en Indonesia al que la suerte no le sonrió sino que casi lo golpea en la cabeza. A este hombre de 33 años literalmente le cayó un valiosísimo meteorito en el techo de su casa que lo volvió millonario.

Su nombre es Josua Hutagalung y se dedica a fabricar ataúdes en la ciudad de Kolang (Indonesia), pero a principios de agosto su vida cambió para siempre. Él se encontraba en la sala de su casa cuando una roca del tamaño de una pelota de fútbol atravesó el techo de la terraza al borde de su sala.

Publicidad

Primero se asustó y salió a ver de dónde había venido el impacto, comprobando que había sido una roca que aparentemente venía del cielo. Grabó un video que subió su cuenta de Facebook personal y algunas fotos mostrando el curioso suceso.

“De repente una roca negra cayó del cielo. Me sorprendió… pero sea lo que sea, espero sea una buena señal para nuestra familia”, escribió Hutagalung.

Y vaya que tenía razón, pues la “roca negra” que cayó en su techo terminó siendo uno de los hallazgos de meteoritos más importantes de la historia, según señalaron expertos que rastrearon al fabricante de ataúdes para decirle que lo que tenía en su poder era un pedazo de roca espacial de 4.500 millones de años.

“Estaba trabajando en un ataúd cerca de la calle frente a mi casa cuando escuché un sonido retumbante que hizo temblar mi casa. Fue como si un árbol nos hubiera caído (…)Hacía demasiado calor para recogerlo, así que mi esposa lo sacó con una azada y lo llevamos adentro”, le dijo el hombre al medio británico The Sun.

Al parecer, el meteorito contiene elementos que podrían dar pistas sobre los orígenes de la vida. Pero su atractivo también es grande para coleccionistas, no solo para investigadores, pues estos objetos espaciales son vendidos en subastas por todo el mundo en las que pueden alcanzar precios exorbitantes.

El mercado de meteoritos está impulsado por entusiastas del espacio que quieren tener en su poder fragmentos de roca espacial de millones de años de antigüedad, y si vienen con una gran historia detrás, mejor. Por ejemplo, celebridades como Steven Spilberg y Nicolas Cage han comprado meteoritos en subastas.

Pues bien, uno de estos coleccionistas encontró a Josua y le compró su tesoro. La suma, de acuerdo a The Sun, es el equivalente a 30 años de salario, por lo que este fabricador de ataúdes puede declararse oficialmente jubilado.

Pero Josua aparte de afortunado resultó bondadoso, ya que prometió usar parte del dinero que ganó para construir una iglesia en su comunidad y así devolverle a Dios parte de la bendición que siente que recibió.

“Yo también siempre he querido una hija, y espero que esto sea una señal de que ahora tendré la suerte de tener una”, agregó Hutagalung.

El meteorito ahora está asegurado por un segundo colector y sus fragmentos están siendo vendidos por eBay a 757 libras esterlinas el gramo (USD 1.001), dando un valor total a los 1.839 gramos de la denominada “piedra de martillo” en casi 1.4 millones de libras esterlinas (USD 1.851.367)

Jared Collins fue el coleccionista que negoció el meteorito con Jusua, y lo hizo en plena cuarentena por el COVID-19. Él le dijo a The Sun que el hombre indonesio resultó un gran negociador y que esa transacción fue un cambio grande entre comprar un meteorito para él o trabajar con científicos y coleccionistas en los Estados Unidos.

“Mi teléfono se iluminó con ofertas locas para que me subiera a un avión y comprara el meteorito (…) Llevé todo el dinero que pude reunir y fui a buscar a Josua, quien resultó ser un negociador astuto”, agregó el coleccionista estadounidense.

Collins envió el meteorito a su país y allí la compró otro coleccionista que la tiene almacenada en nitrógeno líquido en el Centro de Estudios de Meteoritos en la Universidad Estatal de Arizona.

Esta piedra espacial está clasificada como Condrita carbinácea CM1/2, una variedad extremadamente rara que los científicos creen que contiene aminoácidos únicos y otros elementos primordiales y necesarios para producir la vida en La Tierra.

Contenido Premium: 
0