8 curas suspendidos, Ulloa pide perdón

8 curas suspendidos, Ulloa pide perdón

Por: Jean Carlos Díaz / Crítica Impreso -

Tras el escándalo de sacerdotes que recibían favoreces sexuales de un venezolano de 29 años, la iglesia hizo su mea culpa y reveló que durante los últimos 10 años, la Arquidiócesis de Panamá ha suspendido a ocho sacerdotes por haber faltado a los lineamientos religiosos.

De estos casos sobre procesos canónicos panameños, al menos; uno o dos incidencias han sido por abuso sexual, otros por incumplir el sexto mandamiento sobre la castidad, integridad, sexualidad, entre otros.

Publicidad

Solamente en el año 2016 había ocho denuncias contra sacerdotes por procesos canónicos.

El arzobispo José Domingo Ulloa, pidió perdón por la vergüenza ante la situación que se ha venido dando, expresó: “la iglesia no vive doble moral, solo tiene una moral y es la moral de Jesucristo, algunos miembros de la iglesia pueden vivir en doble moral”.

Actualmente la iglesia católica mantiene separado de sus funciones religiosas a cuatro sacerdotes: Rogelio Toppin, Orlando Rivera y Karl Madrid. Otro hecho se dio en la Diócesis de Chitré, en el cual el sacerdote fue separado de sus tareas en el ministerio sacerdotal para contribuir con las investigaciones.

Aunque han salido a relucir otros nombres de sacerdotes en posible proceso canónico, la CEP considera que mientras no se tenga la certeza del delito eclesial no se puede determinar con exactitud la sanción.

En cuanto al caso del padre David Cosa, hay investigación interna paralela a la penal.

Las investigaciones que realiza la iglesia pueden variar entre seis meses y un año, todo de acuerdo con las pruebas que se aporten, declaraciones, agilidad, contribución de los testigos, el poder de la defensa y demás.

Contenido Premium: 
0