Se encuentra usted aquí

Block title
Block content
Block title
Block content

¡De piquito!

Por: EFE -

El colectivo homosexual panameño participó ayer de una “maratón de besos” para celebrar el amor diverso, la igualdad de los derechos y la no discriminación.

El escenario del llamado Besotón de la Diversidad, convocado por organizaciones de derechos LGBTI, fue las afueras de la Iglesia del Carmen, en pleno centro bancario capitalino, donde actualmente se alojan cientos de peregrinos que participan de la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ).

Publicidad

Un reducido grupo de personas, la mayoría jóvenes y adolescentes, mostraron mensajes a los que transitaban por la concurrida avenida, con lemas como “aquí estamos, existimos“, “amor es amor“, “ámense unos a los otros” y “stop homofobia, transfobia y lesfobia”.

Ana Carmargo, una de las activistas del colectivo, expresó que convocaron el mitin para llamar la atención ahora que “Panamá está en los ojos del mundo” por la celebración de la JMJ, en la que participa el papa Francisco.

“Queremos hacer visible el estatus de estas personas y recordar que amor es amor, aunque muchos no estén de acuerdo con que se hiciera dentro del marco de la JMJ, pero eso es parte de la idiosincrasia cultural que se vive por el catolicismo“, reclamó.

Alejandra consideró que los panameños deben mostrar apoyo a las personas de gustos diferentes, dado que la diversidad sexual es cuestionada en el país.

“Muchos critican lo que somos y hacemos, no nos respetan, otros hacen como que no existimos, por eso venimos a alzar nuestra voz para que nos escuchen“, dijo a Efe mientras apoyaba el acto.

Comentó que hay otros que tiene temor de manifestarse porque no quieren que los juzguen y que “prefieren callar, a pesar del rechazo del que son víctimas“, declaró.

Block title
Block content