Giacomo respondía directamente a Jimmy

Cuando estuvo a cargo del Programa de Ayuda Nacional (PAN), Giacomo Tamburrelli respondió al presidente de la junta directiva de esta institución: el ministro de la Presidencia, Jimmy Papadimitriu.

Esto lo afirmó el testigo protegido del Ministerio Público, en el caso de las irregularidades del PAN. El testigo dijo en un canal de televisión que Papadimitriu era quien daba todas las órdenes a Tamburrelli en los primeros años del gobierno de Ricardo Martinelli. Ello incluye el año 2011, en el cual se hizo la compra de la comida deshidratada, así como el manejo del resto de las contrataciones.

Se trata de un contrato de $44.9 millones otorgado a la empresa Lerkshore International Limited, presidida por Rubén de Icaza, con la finalidad de suministrar en 2011 alimentos deshidratados a 643,833 estudiantes de primaria y premedia.

En su declaración jurada el pasado lunes, Tamburrelli trató de desvirtuar su relación con Papadimitriu para relacionar al expresidente Martinelli.

“Todos estos programas venían por instrucción de Adolfo Chichi de Obarrio, secretario del presidente Ricardo Martinelli. Donde prácticamente él, o sea Adolfo Chichi de Obarrio, era el que repartía todas las órdenes en lo que eran las compras e insumos del PAN”, sostiene la declaración jurada a la que tuvo acceso este medio.

Al ser preguntado si esos contratos que él identificó por órdenes de Martinelli tenían sobrecostos, Tamburrelli dijo en su declaración jurada: “posiblemente”.

Abogados penalistas afirman que detrás de la declaración de Tamburrelli hay una jugada política de Papadimitriu, quien busca desvincularse del proyecto que él mismo introdujo y empujó a lo interno del PAN: la compra de los alimentos deshidratados.

Abogados consultados por este medio también sostienen que todo se trata de una jugada hecha por Papadimitriu en la cual sacrifica al propio Tamburrelli en un intento por vincular indirectamente al expresidente Martinelli.

Otras fuentes consultadas coinciden en la tesis de que la declaración de Tamburrelli lo autoincrimina.

El dirigente de la Federación Nacional de Servidores Públicos (Fenasep), Alfredo Berrocal, dijo a una televisora esta semana que por cada transacción o contratación que se realice en una entidad pública, le cabe responsabilidad al director o encargado de la misma, sin importar si recibió orden de un poder superior.

En ese mismo sentido, el abogado Guillermo Cochez, dijo que la declaración de Tamburrelli no lo exime de culpa. “En ese momento él debió haber renunciado y decir: yo no hago esto porque va en contra de mis principio, mi honradez, y va en contra de lo que establece la constitución y la ley”, dijo Cochez.