Se encuentra usted aquí

Block title
Block content
Block title
Block content

Imputan cargos a 12 reos por Masacre de La Joyita

Por: Jorge Luis Barría / Crítica Impreso -

Con una férrea seguridad, ayer inició la audiencia de control de garantías contra 12 privados de libertad, procesados por la masacre registrada en el pabellón 14, 17 de diciembre de 2019, en el Centro Penitenciario La Joyita.

Más de 15 unidades, entre ellos del Grupo de Apoyo al Servicio, del Senafront y custodios del Sistema Penitenciario, se encontraban dentro y fuera de la sala 10 en el Palacio de Justicia de los centros penitenciarios La Joya y La Joyita.

Publicidad

Faltando 10 minutos para las 10:00 de la mañana, empezaron a ingresar los indiciados, uno a uno iban entrando custodiados, muchos de ellos esposados de pies y manos, otros, solo tenían esposas en las manos. De los 12 procesados, 11 entraron por la puerta trasera, ya que uno de ellos mantiene una medida cautelar distinta a la detención por otro proceso, quien ingresó por la puerta del público.

En un inicio, las bancas de los defensores estaban siendo ocupadas por abogados de oficios, pero a minutos de la audiencia, cuatro de ellos fueron sustituidos por abogados particulares, quienes han tomado la defensa de 11 de los procesados.

Siendo las 10:08 a.m., el juez ingresó a la sala, el rostro de los detenidos era frío, una tranquilidad que mantuvieron durante casi los 40 minutos que duró la presentación, era como si no sintieran remordimiento, incluso al momento de su presentación primero que todo daban la bendición a los que estaban en sala, es más uno dijo desconocer el nombre de su padre.

En 40 minutos se supo que los procesados, quienes pertenecían a la pandilla ‘Bagdad’ que se fraccionó, no culminaron su secundaria, el que más estudio tenía llegó a quinto año de secundaria y en su mayoría dijeron no tener sobrenombres, como a manera de estrategias, solo dos de ellos mencionaron sus apodos, que fueron: “Ñoño” y “Cholo Aladino”.

Imputación

El acto de audiencia con medidas de seguridad férrea fue declarado en reserva, luego que el fiscal Superior de Homicidio, David Mendoza, indicara que había riesgos procesales, ya que los testigos, los procesados y los familiares corren peligro, adicional a ello a más personas a quienes se les podría estar vinculando al proceso.

Ante esta petición y sin la objeción, solo aclaración de algunos abogados, del principio de publicidad, el juzgador decidió sacar a todos los periodistas que esperaban conocer a detalles lo que ocurrió aquella tarde en la penitenciaria, tras el enfrentamiento.

Fueron más de tres horas que duró la audiencia de imputación de cargos, donde la Fiscalía tiene un plazo de seis meses para investigar a los detenidos por los presuntos delitos de Homicidio Doloso Agravado, por la muerte de 13 reos y Homicidio Doloso en grado de Tentativa, contra 11 detenidos.

Se conoció que el día de la masacre tras la ruptura y la rivalidad que se formó de los integrantes de “Bagdad”, Los “MOM” alguno de los presos gritó “Perra, tienen que morir todos” esto haciendo referencia a que tenían como blanco asesinar a más de 250 presos de los más de 500 que existen en ese pabellón.

El fiscal David Mendoza, explicó que las víctimas murieron no solo por heridas con armas de fuego, sino que también por heridas producidas con armas blancas, ya que una vez disparaban contra los heridos le propinaban puñaladas para cerciorarse que estaban fallecidos.

“La fiscalía mantiene un número plural de elementos de convicción, entre ellas pericias, el día de los hechos, entrevistas, inspecciones oculares, dictámenes de los forenses que establecieron la causa de muerte de las víctimas, las heridas de los sobrevivientes” indicó Mendoza.

Al solicitar la imputación de manera general de los procesados, en calidad de a autos a todos, los abogados defensores pidieron que se le individualizara el delito a cada uno de sus representados, por lo que el fiscal dijo que están apenas iniciando las investigaciones para determinar la responsabilidad de cada uno.

Según Mendoza, la causa de la masacre fue la ruptura del grupo delincuencial, que en su mayoría de ocasiones se da por que uno quiere dominar el área y al final termina en hechos como los que ocurrieron el 17 de diciembre.

Para hoy se estará solicitando la medida cautelar de cada uno de los procesados, a quienes la Fiscalía podría estar pidiendo detención provisional, esto para arraigarlos al proceso en un grado tal alguno culmine su condena o caso que se le siga en otra causa y esto evitaría que estén libres.

En los hechos se dieron el 17 de diciembre. Hubo 13 muertos y 14 heridos.

Entre las víctimas figuran: José Junier Saavedra Mitchell, David Antonio Wellingtong De la Cruz, Alfredo Martínez, Steven Gabriel Carley, Leopoldo Ariel De León, Gabriel Saúl Marín Barría, Ariel Isidro Rodríguez Clarke, Javier Antonio Brewsters Macías, Floyd Macías, José Sánchez,- Cristian Almanza Ramos, Octavio Batista Serranoy Manuel Jesús Chan Macías.

.

Contenido Premium: 
0
Block title
Block content
Block title
Block content
Block title
Block content