¡Le tienen miedo a Martinelli!

¡Le tienen miedo a Martinelli!

¡Le tienen miedo a Martinelli!

¡Le tienen miedo a Martinelli!

¡Le tienen miedo a Martinelli!

¡Le tienen miedo a Martinelli!

¡Le tienen miedo a Martinelli!

Por: Redacción / Crítica Impreso -

La mayoría de la bancada de Cambio Democrático (CD) acudió ayer a respaldar a Ricardo Martinelli ante el "show político" montado en el Sistema Penal Acusatorio. El diputado Sergio Gálvez resumió el proceso pinchazos como "una persecución política del gobierno de Cortizo contra nuestro líder, porque le tienen miedo; porque el pueblo de Panamá quiere que sea Presidente en el 2024".

SPA militarizado

Publicidad

La sede del SPA amaneció copada de un contingente de policías y hasta de perros detectores de explosivos, lo que llamó la atención del abogado internacionalista Pedro Sittón, quien exclamó: "¡han militarizado la justicia, el tribunal del caso contra El Loco parece un cuartel militar!"

Martinelli llegó unos minutos antes de las 9:00 a.m y estaba escoltado por 15 diputados de CD, encabezados por la secretaria general de ese colectivo y expresidenta de la Asamblea Nacional, Yanibel Abrego.

Diputados CD: que la política saque las manos de la justicia

Yanibel -con sus brazos y el de Martinelli levantados- exclamó que ya es hora que la política saque las manos de la justicia panameña. No creemos en el doble juzgamiento. Cuando la política mete su mano en la justicia de un país, acabamos con la economía y hacemos mucho daño a Panamá", sentenció.

Martinelli exclamó que debería estar trabajando en vez de estar atendiendo un juicio político, que ya fue juzgado, no he sido imputado, ya está prescrito. Deberíamos estar todos los panameños trabajando por el millón y medio de personas que están sin empleo.

A las 11:45 se declaró un receso hasta el día de mañana. A su salida, Martinelli expresó que este juicio es una patraña política orquestada por el vicepresidente José Gabriel Carrizo para inhabilitarlo políticamente. El está interesado en correr en la contienda electoral, aunque aseguró solo cuenta con un 1% de aceptación.

Martinelli es el líder indiscutible de las encuestas. Si se juntan todos los demás candidatos, no logran el porcentaje de aceptación que tiene "El Loco" para una potencial candidatura presidencial.

Desisten querellantes

Sin duda que el segundo juicio es más político que jurídico. De los seis querellantes, solo se mantienen tres; entre ellos, la excandidata presidencial y expresidenta del PRD, Balbina Herrera y el exsecretario general del PRD y precandidato presidencial, Mitchell Constantino Doens Ambrosio. Mauro Zúñiga, Juan Carlos Navarro y Rubén Polanco desistieron de la acción punitiva.

Martinelli repitió varias veces: "esto es un show político" y agregó que lo que quiere es "que Panamá se reconcilie. Agarremos este país que estamos pasando por la peor pandemia y busquemos una solución económica para que el millón y medio de panameños pueda tener una plaza de trabajo...yo le pido disculpas a todo el mundo".

"Deberíamos estar pensando en los niños que no van a las clases, deberíamos estar pensando en cómo reconciliamos el país y no en perder más tiempo en esta babosada política", manifestó el exmandatario.

Durante el inicio de la audiencia, el Tribunal de Juicio conformado por las juezas Iveth Francois Vega (Presidenta), Jennifer Christine Saavedra Naranjo y Marysol América Osorio, luego de analizar una petición de la defensa referente al procedimiento quirúrgico al que fue sometido Martinelli, decidió que el acusado puede participar del desarrollo del juicio oral a través de medios tecnológicos.

De igual forma, se admitió la solicitud de desistimiento de tres personas que figuraban en el proceso en calidad de querellantes.

En su intervención inicial, el abogado Carlos Carrillo, coordinador de la defensa de Martinelli, dijo que aquí la palabra manipulación es la que va a prevalecer y a salir a relucir en el desahogo probatorio dentro de este juicio.

Indicó específicamente el caso del perito informático Luis Rivera Calle, quien en el primer juicio dejó en evidencia cómo no se le permitió realizar su trabajo e incluso denunció presiones por parte del exjefe del Consejo de Seguridad, durante el Gobierno del expresidente Juan Carlos Varela.

Carrillo indicó además que con el desistimiento del doctor Mauro Zúñiga queda desestimado el delito de seguimiento.

También destacó que van a probar cómo "el expresidente Varela entrevistó al testigo protegido antes de que este presentara su denuncia y cuando se revele su identidad, vamos a probar cómo lo premiaron con un cargo en los Estados Unidos, el cual no le corresponde".

Contenido Premium: 
0