Los ”Moros” reconquistaron España

Los ”Moros” reconquistaron España

Los ”Moros” reconquistaron España

Los ”Moros” reconquistaron España

Los ”Moros” reconquistaron España

Por: Por Gabriel Castillo / Para Crítica -

La geopolítica siempre ha marcado las transformaciones de las naciones y los pueblos, este España ante Marruecos que se define por penales, nos enmarca a la llamada Guerra de África, aquel conflicto bélico de 1860 donde los Moros perdieron varias garantías, entre ellos parte de su territorio.

Incluso hasta estos días Marruecos desde que consiguió su independencia en 1956, reclama a Ceuta y Melilla, son ciudades que pertenecen a España por más de 500 años y son los únicos territorios de la Unión Europea en el África Continental, sus fronteras han sido foco de crisis y abusos migratorios y disputas diplomáticas.

Publicidad

En el Sahara Occidental también está en disputa territorial, violenta entre marroquíes y el Frente Polisario y se remonta a la década de los 70 del siglo pasado, es una antigua colonia española que fue anexionada por Marruecos en 1975.

El fútbol es la como la vida, misma te entrega diferentes satisfacciones, por eso la cara que desbordaba alegría singular de Acharf Hakimi, al anotar ese último penal, y con lujo a lo Panenka, era ganarle a sus opresores, a los que los denigran y con focos de xenofobia.

La fiesta se vivió en el barrio de Morad y La Florida de L'Hospitalet, donde se sentía una algarabía, algo irónico ocurría: jóvenes nacidos en España, pero de origen marroquí, celebraban: ¡la sangre siempre llama!.

Hay casos palpables, este equipo africano, tiene 14 naturalizados (no nacidos en el país), el de mayor número en Qatar, tal es el caso de Hakimi, nació en la capital madrileña, curtido en el Castilla, inferiores del Real Madrid, jugó en la Selección, pero no se sintió cómodo prefiere vivir en la cultura árabe.

Los de la madre patria continuaron con su ya posesión infernal, dominando en los 120 minutos, pero un control estéril, sin poder asomar el gol, sin producir peligro, Marruecos se sintió cómoda en todo momento.

El último tiro de Pablo Sarabia, hubiera dado algo justicia al dominio, este joven equipo no fue determinante, Asencio, Olmo, El Yerno, Ferran Torres, no fueron resolutivos, no se arriesgó, no se fue vertical y no se tomaron decisiones individuales.

Es de conocer que, alguna ventaja tenía el portero Yassine Bounou, que juega en Sevilla, pero además sumar su 1.95 metros de altura. También en el club andaluz juega el atacante Youssef En-Nesyri.

Sin buscar excusas sabemos que los españoles están en decadencia, desde que fueron campeones del Mundo en Sudáfrica 2010. Ahora solo ganaron tres partidos contra Australia, Irán y Costa Rica.

Luis Enrique se obsesionó con tener el poder de la pelota y entretenido y obnubilado por sus streaming, no presentó argumentos determinantes. Los Leones de Atlas, no tenían juego elaborado, iniciaban por un andarivel y concluían la jugada por ese mismo sector.

El DT español se dejó absorber por el entretenimiento, sin reconocer que el fútbol no admite improvisaciones, ese tiempo perdido en superficialidades, lo debió utilizar para preparar las tandas fatídicas desde los 12 pasos.

Que pena era innegociable la victoria, lo peor era ver a los chavales, Gavi, Pedri, Laporte, Llorente, fundidos en el dolor al originar un concepto equivocado que los llevó al desastre.

No pasar los octavos ante Marruecos, causa una frustración sin calmantes. Ahora Luis Enrique, toma equipaje, se marcha y deja a una nación entera desolada y desilusionada.

Contenido Premium: 
0
generar archivo de audio: 
Sin Audio

Para comentar debes registrarte y completar los datos generales.