Navidad en el encierro

Navidad en el encierro

Por: Redacción / Crítica Impreso -

Sin tener una "bala de plata" para matar al Covid-19, el gobierno de Panamá agobiado por el incremento del contagio, endureció el toque de queda que estará vigente a partir de las 7:00 p.m., mantendrá en cuarentena a la población en Navidad y Año Nuevo, a la vez que contratará médicos extranjeros.

Desde el viernes y hasta el 4 de enero se aplica un toque de queda de queda y ley seca de 7:00 p.m. a 5:00 a.m. En la práctica, el día para los panameños se reduce a 14 horas.

Publicidad

También se establecen cuarentenas totales desde el viernes 25 de diciembre (Navidad) a las 7:00 p.m. hasta las 5:00 a.m. del lunes 28 de diciembre y desde las 7:00 pm. del 1 de enero de 2021 (Año Nuevo) hasta las 5:00 a.m. del lunes 4 de enero.

Desde las 5:00 a.m. del 23 de diciembre hasta las 5:00 a.m. del 4 de enero se implementarán cercos sanitarios en La Pesa de La Chorrera, Divisa, La Villa, Chagres, Viguí, entre otros, con el objetivo de restringir el paso de Panamá, Panamá Oeste hacia el interior del país.

La fuerza laboral de las instituciones públicas se verá reducida hasta el 50% y se dará alternando los días. Cuando a los funcionarios no les toque ir a sus oficinas, tendrán que asistir a actividades extramuros para laborar ya sea en la confección de bolsas de comida del Plan Panamá Solidario o en otras eventualidades en las que se les requiera.

El ministro de Salud, Luis Francisco Sucre informó que se tomó la decisión de contratar médicos especialistas de Estados Unidos, México, Venezuela, Colombia y Cuba, con el fin de reforzar la atención a la población panameña en la lucha contra el COVID-19.

Los especialistas extranjeros tendrían que cumplir con una serie de parámetros como la verificación de idoneidad, contrato de 3 meses, laborar bajo vigilancia y supervisión de especialistas nacionales y cumplir con los protocolos sanitarios de Panamá.

Los aeropuertos, las fronteras permanecen abiertas cumpliendo con las medidas de bioseguridad. Se mantendrá el proceso de construcción y la habilitación de obras públicas estratégicas para enfrentar la emergencia sanitaria como la construcción de la Ciudad de la Salud y el ITSE y los trabajadores que laboren en estas obras quedan excluidos de las restricciones.

Las autoridades de Salud informaron que Panamá se encuentra en fase 4 de contagio, transmisión comunitaria con fase acelerada de transmisión.

Ayer se reportaron 2,368 contagios nuevos y 29 fallecidos. El porcentaje de positividad fue de 17.6%. Los casos acumulados de coronavirus son 196,987 y los decesos 3,411.

Los hospitalizados siguen aumentando y en sala hay 1,319 (69 más que ayer) y 197 en cuidados intensivos (12 más que el ayer).

El índice de reproducción del virus (Rt) es 1.21. La mayoría de los corregimientos de Panamá, San Miguelito y el Oeste mantienen un Rt (por arriba de 1.

El consejo consultivo de Salud concluyó que los parking y reuniones de fiestas patria y día de la Madre, así como la movilización al interior, ha provocado que la pandemia entre en una fase de transmisión comunitaria acelerada.

No hay medida perfecta, no hay bala de plata para matar el Covid-19, exclamó la ministra consejera de Salud, Eyra Ruiz. Hay capacidad instalada todavía, pero el personal está agotado tras 10 meses de pandemia.

Por su parte, el exministro Francisco Sánchez Cárdenas instó al panameño a usar mascarillas y caretas plásticas en el transporte público, mantenerse en áreas abiertas, el transporte público que viaje con ventanas o escotillas abiertas para permitir la ventilación.

El director de la Caja de Seguro Social, Enrique Lau reveló que se han aumentado 859 camas en salas y 167 para cuidados intensivos, pero eso requiere insumo y personal.

Contenido Premium: 
0