Ñito": la corrupción es la otra pandemia

Ñito": la corrupción es la otra pandemia

Ñito": la corrupción es la otra pandemia

Por: Redacción / Crítica Impreso -

El nuevo presidente del Consejo Nacional de Periodismo, Guillermo Antonio Adames advirtió ayer en su toma de posesión, que "estamos en el borde muy riesgoso de una situación donde podemos caer como otro país... donde se asesinan periodistas, se les intimida, se les secuestra”.

En un discurso en la sede de la Cámara de Comercio, "Ñito" Adames destacó que la mayoría de los escándalos de corrupción acontecidos en el país se han conocido gracias a la labor de los medios de comunicación, y “eso irrita al poder”, porque en el periodismo "no deben existir mentiras piadosas, ni verdades a medias”.

Publicidad

El mandatario Laurentino Cortizo no asistió al evento,pero en cambio la toma de posesión contó con la asistencia de Alejandra Araúz, presidenta del Fórum de Periodistas; Griselda Melo presidenta del Colegio Nacional de Periodistas) y Filemón Medina, máximo dirigente del Sindicato de Periodistas.

Guillermo Antonio Adames resaltó que en la tragedia sanitaria y económica que sacude al país, la corrupción es la queja más transversal que gravita sobre los panameños de todas las capas sociales.

Según el veterano periodista, la corrupción se ha convertido en otra peligrosa pandemia, producto de las conductas antiéticas de algunos políticos, provocando una riada de críticas y desconfianza en las élites partidistas tradicionales.

Aquí se destapan escándalos que lastiman nuestros magros recursos económicos, en abierto desafío a la psiquiatría política. "Hay pruebas de la dilapidación y corrupción donde el dolo está muy claro, que han sido denunciados decididamente por los medios de comunicación desde las administraciones pasadas, hasta la presente”, añadió.

El nuevo presidente del CNP dijo que el reto de la administración Cortizo, es no interferir en el libre ejercicio del periodismo ni la independencia de los medios.

Además se refirió al caso de intimidación a la periodista Flor Mizrachi, que ha sonado las alarmas, pues marca un precedente desafortunado y peligroso en un estéril intento de acallar a los medios.

Guillermo Antonio Adames sostuvo que ejercer la libertad de información antes que un derecho, es un deber. Y en ese terreno, los medios panameños hemos visto más tormentas y ganado más batallas.

Por su parte, la presidenta saliente Sabrina Bacal, alertó que la voluntad de acallar la voz del periodismo continúa e incluso se intensifica. Señalando que el acoso judicial, nuevos

límites para acceder a la información pública, utilización de la pauta estatal como instrumento de presión, secuestro de bienes de empresas mediáticas, publicación de avisos pagados por el Estado para desmentir publicaciones de medios de comunicación, ataques concertados para desacreditar periodistas en redes sociales, amenazas directas o veladas contra la integridad sexual y la vida de los comunicadores.

Sabrina Bacal le recordó al presidente Laurentino Cortizo: que "todo esto ha ocurrido durante su mandato.

Contenido Premium: 
0