Si la avispa asesina invade Panamá podría llegar a exterminar abejas nativas

El entomólogo resaltó que de ocurrir la invasión de este insecto en suelo panameño las más afectadas sería la fauna nativa, principalmente las abejas, ya que de ellas es de donde obtendrían la mayor parte del alimento que requieren.
Video: Rocío Martins

Video: Rocío Martins

Por: Rocío Martins / Web -

Graves problemas para la ciudadanía panameña y para las abejas locales, podría causar la introducción al país de la temida avispa asesina de Asia (Vespa mandarinia), que actualmente mantiene alarmados a los científicos de Estados Unidos, tras su reciente aparición en esa parte del continente americano.

El entomólogo y profesor de la Universidad de Panamá, Alonso Santos Murgas, indicó que este temido insecto, porque además de ser muy agresivo tiene un tamaño de unos 5 centímetros de largo y casi 8 cm de envergadura de alas, puede hasta llegar a causar la muerte de personas, sobre todo en aquellas que son alérgicas y en las que tienen su sistema inmune comprometido, ya que la picadura de uno solo de estos especimenes es suficiente, debido a lo tóxico de su veneno.

Publicidad
Regístrate Aquí 

Agregó que para que este insecto llegue a Panamá tendría que ser introducido de forma intensional, pues es muy difícil que lo haga de forma accidental, pues para que una colonia prospere hay que traerla acompañada de una reina fértil y al ser una especie muy adaptable invaden cualquier territorio con mucha facilidad.

Resaltó que de ocurrir la invasión de este insecto en suelo panameño las más afectadas sería la fauna nativa, principalmente las abejas, ya que de ellas es de donde obtendrían la mayor parte del alimento que requieren, porque debido a lo grande de cuerpo el néctar de las flores no es suficiente para alimentarlas a ellas y a su descendencia, por lo cual requieren ingerir proteínas que obtienen principalmente de las larvas de las abejas.

Lo peligroso de que las avispas asesinas -que son unas carnívoras por excelencia- ataquen un panal, es que antes de llegar a las larvas, primero matan a las abejas obreras y a las soldados (no se las comen), y luego llegan hasta las pupas y se las llevan a su nido para alimentarse, y es allí en donde radica lo peligroso de este hecho, ya que las Vespa mandarinia ya son capaces de exterminar poblaciones enteras insectos, ya que en el continente americano no existen depredadores naturales que controlen su propagación como en Asia.

Contenido Premium: 
0