¡Sigan jugando con la muerte!

¡Sigan jugando con la muerte!

¡Sigan jugando con la muerte!

Por: -

¡El caos está servido! así resume el médico Xavier Sáez-Llorens la preocupante situación del Covid-19 en Panamá con hospitales al tope, mayor cantidad de casos y por ende más decesos.

El exmiembro de la Organización Panamericana de la Salud, Jorge Prosperi sostiene que la epidemia está fuera de control en Panamá.

Publicidad

Ayer las cifras revelaron un aumento de un día a otro de 135 pacientes de Covid-19 en las salas hospitalarias de Panamá. Esto es una explosión de casos y hospitalizados nuevos, exclamó el epidemiólogo Arturo Rebollón. La semana pasada, había un promedio de 28 hospitalizados nuevos por día.

Ayer hubo 2,355 casos y 22 decesos. El porcentaje de positividad diario fue de 17.1%.

Hay 1,262 pacientes en las salas de los hospitales (1,127 el día anterior) y hay otros 172 en cuidados intensivos. Sin embargo, en julio -cuando se dio el primer pico de la epidemia- se mantenía en promedio 1,428 pacientes en salas.

El intensivista Julio Sandoval dijo que si la tasa de contagios sigue así en 14-21 días tendremos 4,000 casos diarios. De esos 15-20% hospitalizados 800 en sala y +/- 200 en UCIs a parte de los que ya están ingresados. Es difícil que el sistema y personal de salud aguante esa avalancha

De acuerdo a Jorge Prosperi enfrentamos un repunte de casos, con un potencial de colapsar nuestros servicios de salud, lo cual puede requerir, volver al confinamiento gradual, asimétrico y progresivo, como ya lo están haciendo los países europeos. No es una aseveración alarmista, como afirman todavía algunas personas que no están convencidas de la gravedad de la epidemia. ¡La amenaza es real, y tenemos que enfrentarla con mucha responsabilidad individual y colectiva!

Ayer el director médico del Hospital Santo Tomás, Elías García Mayorca advirtió ayer la poca disponibilidad de camas y restringió el ingreso de pacientes a ese nosocomio.

Contenido Premium: 
0