Se encuentra usted aquí

Block title
Block content
Block title
Block content

¡Sigue el teleculebrón de Cosca!

Por: Jorge Luis Barría Crítica -

La revelación del ADN de un tercer hombre podría despejar las dudas existentes en el homicidio de Eduardo Calderón, ocurrido el pasado 7 de julio en la habitación #47 del hotel El Panamá, que fue alquilada por el sacerdote separado David Cosca para su exmonaguillo y único imputado, Hidadi Santos Saavedra.

En audiencia realizada el día de ayer, el fiscal Emeldo Márquez, a quien se le agota el tiempo de investigación, destacó que están realizando las pruebas de cotejo de sangre, toda vez que hay un tercer ADN que no ha sido identificado y podría ser una prueba fundamental dentro de las pesquisas.

Publicidad

Durante una de las tres audiencias que han sido conducidas, el juez Márquez manifestó que han llamado a Luis Manuel Rubio a fin de que se le hagan las pruebas respectivas y así se pueda extraer una muestra de sangre para ser verificada con la que mantiene el laboratorio.

¿Quién es Luis Rubio?

Luis Manuel Rubio es amigo de Valentín Calderón -testigo quien encontró a Eduardo Calderón- que el día 6 de julio en horas de la noche estuvo en el hotel El Panamá para encontrarse con Valentín.

El fiscal Márquez resaltó que Rubio declaró que se encontraría en el “lobby” del hotel con Valentín el día de los hechos, y que con base en su llegada a los predios del hotel es que se le menciona.

“A Luis Rubio lo mencionamos porque estuvo en el hotel y como hubo falencias en las cámaras de vigilancia, queremos hacerle la prueba de sangre para descartar su participación”, respondió el fiscal ante la interrogante de la juez Elkiz Martínez, quien había preguntado por qué lo mencionaban.

La petición del fiscal fue objetada por Sarai Blaisdell, defensora de Rubio, quien dijo no oponerse a las realizaciones de la prueba, pero que se hiciera a través de la saliva y no de la extracción de sangre porque Luis Rubio es testigo de Jehová y a ellos no les permiten la extracción de sangre, por consiguiente, optaban por esa otra forma de identificación de ADN.

Ante la solicitud del fiscal y la objeción de la defensa, la juez de garantías en su deliberación determinó que los argumentos de Blaisdell no eran suficientes para negarle la petición a la fiscalía, por lo que admitió que a Rubio se le haga la extracción de muestra sanguínea.

Celular de Valentín

Otra de las peticiones realizadas por el fiscal ante la juez era que se legalizara la incautación de datos posteriores en la revisión hechas al celular de marca iPhone propiedad de Valentín Calderón.

La fiscalía tuvo que realizar en dos ocasiones la revisión del teléfono móvil, ya que faltaba alguna información por recabar, en esta última se incautaron 27 imágenes, 37 audios y 22 conversaciones de la aplicación Whatsapp, entre ellas los mensajes que sostenía Valentín con una presentadora de noticias de televisión.

Sarai Blaisdell, quien estaba acompañada de Marco Manjarrez, se opuso porque, según expresó, en la diligencia ya habían pasado los días hábiles para ser pedida su legalización.

Pero la Juez Elkis Martínez admitió la legalización explicando que la solicitud de audiencia se realizó en el tiempo estipulado por las leyes, por lo que no se ha violentado en absoluto la incautación de datos del celular de Valentín Calderón.

Para ayer también se tenía programada la audiencia para legalizar los datos de otro celular, pero ante la falta de notificación a los abogados y la falta de un defensor público para el indiciado, no fue abordada.

La reprogramación de la audiencia quedó para el 28 de diciembre.

Abogadas se enfrentan

“Caimán no come caimán”, fue una de las tantas frases que se gritaron las abogadas Holanda Polo (defensora de Hidadi Santos Saavedra) y Sarai Blaisdell (quien representa a Valentín Calderón) a su salida de la audiencia a las afueras del SPA.

Todo transcurría normal, los abogados conversaban con varios periodistas, pero de pronto surgieron los gritos y los señalamientos con los dedos. La abogada Blaisdell le gritó a Polo: "Tú lo defiendes mucho", refiriéndose al padre David Cosca, pero Polo no se quedó atrás y respondió: "Yo solo represento a Hidadi, quien es inocente de las acusaciones".

Blaisdell discutía mientras apretaba un pollo de plástico. El abogado Marcos Manjarrez trataba de tranquilizarla y le decía que no siguiera y dejara la pelea.

Según Blaisdell, su colega Holanda Polo le había dicho que Hidadi Santos Saavedra iba a hablar porque el Ministerio Público le había pedido que mencionara a Valentín, pero Polo la desmintió y dijo que ella nunca mencionó eso, que le había recomendado a Sarai Blaisdell que no dijera en los medios lo que no estaba en carpetilla.

.

Block title
Block content
Block title
Block content
Block title
Block content
Block title
Block content