¡Un testigo millonario!

¡Un testigo millonario!

¡Un testigo millonario!

¡Un testigo millonario!

¡Un testigo millonario!

Por: Luis Miguel Avila / Crítica Impreso -

El sargento Ismael Pittí Branda, cuestionado testigo protegido en el caso pinchazos, que gozó de salarios mayores a los de un Presidente de la República en el gobierno de Juan Carlos Varela, sigue recibiéndolos en la actual administración.

Pitti Branda, el "testigo" de Varela, pasó de un salario como cabo de no más de $1,045.80 a $10 mil mensuales. Ahora se planteó aumentar dicha suma a $16 mil: cerca de $200 mil anuales en plena pandemia.

Publicidad

Mediante resuelto No.773 del 30 de septiembre de 2014, el entonces ministro de Seguridad, Rodolfo Aguilera Franceschi autorizó el traslado de Pitti a Washington para representar a Panamá como Agregado Policial ante el Consejo de Delegados de la Junta Interamericana de Defensa de la OEA, desde el 8 de agosto de 2014 al 8 de agosto de 2016.

Pitti ocupa una posición que es exclusiva para oficiales de rangos superiores: comisionados y subcomisionados.

A Pitti se le habría prolongado su estadía como agregado en la OEA, por un año más en Washington, según informó una fuente de los estamentos de seguridad.

Ismael Pittí i, alias "Brad.pty507" ha devengado hasta la fecha más de 850 mil dólares en salarios como agregado.

La extensión de la permanencia a Pittí se da en medio del segundo juicio o doble juzgamiento que se le pretende hacer al exgobernante Ricardo Martinelli.

De ser cierto que se le prolongó por un año más su permanencia en EE.UU., Pittí, quien fue entrevistado por Varela un día antes de poner su denuncia, ganaría $132 mil más en salarios.

En total, por haber vinculado a Martinelli al caso pinchazos, Pitti conseguiría ganar casi un millón de dólares.

En su momento, una fuente indicó a este medio que Pittí, lo único que hace en la OEA es sacar copias porque, por su rango, no puede participar en las reuniones de alto nivel que se realizan en este organismo internacional.

El abogado Alfredo Vallarino, presidente de la Asociación de Abogados Penalista de Panamá y miembro del equipo legal de Martinelli, calificó de “aberrante” que al testigo protegido se le haya prolongado por un año más su estadía en Estados Unidos.

“Tener una persona en un cargo como este, un hombre que de testigo no tiene un pelo, que admitió haber realizado directamente las intervenciones y adicional de haber hecho todo eso con su correo y que sea el premiado, termina siendo algo escandaloso”, explicó.

Añadió que el hecho de que Pitti admitió en el primer juicio que mintió, y “que todavía siga siendo miembro de la Policía, y peor un diplomático que representa a Panamá, es algo lamentable y vergonzoso”.

Contenido Premium: 
0