Sirviendo desde el puente del mundo y corazón del universo

Sirviendo desde el puente del mundo y corazón del universo

Por: Maricarmen Camargo [email protected] Com -

Sirviendo desde el puente del mundo y corazón del universo, así están los gemelos Bryan y Byron Morales, provenientes de Guatemala. Ellos son los encargados de recibirte al llegar a la Casa de Adoración Bahá'í de Panamá, ubicada cerca a la estación del Metro de San Isidro, en donde la paz y la tranquilidad invaden a todo aquel que visita el lugar. Desde la cima del cerro donde está el templo se puede ver los rascacielos de la ciudad capital, así como también disfrutar de hermosos atardeceres y apreciar sus coloridos jardines

De acuerdo con Bryan Morales, junto a su hermano, estará por un año en el país, transmitiendo y aprendiendo en el templo Bahá'í, monumento que le llamó la atención desde pequeños.

Publicidad

Este es el único templo que existe en Latinoamérica de la fe Bahá'í, una religión creada en Irán en el siglo XIX.

“Viene a dar mi año de servicio junto a mi hermano gemelo, se nos dio la oportunidad de dar nuestro servicio en uno de los templos del mundo… Nos llamó (el templo de Panamá) la atención desde niños, lo veíamos en un cuadro y decíamos que era un huevo, pero en realidad lo que quiere dar a conocer es como una concha de mar, que tiene una perla dentro”, expresó Bryan, justo en la entrada del recinto, que fue diseñada por el arquitecto londinense Peter Tillotson.

Entre risas, recordó como muchos al llegar al lugar se refieren a monumento como “el huevo”, así como ellos de pequeños lo veían en aquel cuadro.

“Cuando he atendido al público estos días han dicho que parece un huevo, pero uno le explica que lo que representa es como una concha de mar, para que no se siga propagando eso del huevo”, expresó el guatemalteco de 19 años.

Según él, durante estos días el centro ha sido muy concurrido, pues durante algún tiempo por la pandemia estuvo cerrada.

“Por un momento de la pandemia estuvo cerrado, ahora se tienen varias restricciones (sin aglomeraciones y sin interactuar con los demás), ya poco a poco se ha ido reactivando, las personas vienen cada día. El domingo es que vienen más… pueden venir las veces que quieran, desde las 9 de la mañana hasta las 6 de la tarde, siempre tomando en cuenta las medidas de bioseguridad”, dijo.

Ambos instaron a los panameños a visitar el lugar, y conocer por medio de ellos más de la fe Bahá'í, que durante esta época busca la unión de todas las religiones y géneros.

Contenido Premium: 
0