Se encuentra usted aquí

Block title
Block content
Block title
Block content

Lo golpearon, ataron de pies y manos, le metieron dos tiros y escaparon

Sus familiares pidieron justicia, debido a que el joven era un chico trabajador que se ganaba la vida como ayudante de un autobús.

Foto: Ilustrativa - Pixabay

Por: Diomedes Sánchez / Web -

Luego que fue identificado el cuerpo encontrado en la comunidad de Nuevo Méjico, el pasado sábado, sus familiares piden que se haga la investigación para dar con los responsables de su deceso.

El mismo fue identificado por sus familiares, como Miguel Ángel Catuy Taggart de 20 años, quien tenía varios días que no aparecía en su residencia, ubicada en el corregimiento de Puerto Pilón.

La fiscalía de homicidio había alertado a la familia, para que acudiera a la morgue judicial, a identificar el cadáver, que en ese momento, estaba como desconocido.

LEE TAMBIÉN: ¡Malditos! Le vuelan la mitad de la cabeza a una perra que intentó evitar asalto

Este miércoles, luego de ser velado en la iglesia evangélica La Casa del Alfarero, ubicada en la ciudad Colón, en calle 11, avenida Amador Guerrero se le dio cristiana sepultura en el cementerio de Monte Esperanza, en el corregimiento de Cristóbal.

Sus familiares pidieron justicia, debido a que el joven era un chico trabajador que se ganaba la vida como ayudante de un autobús.

Catuy Taggart fue encontrado a eso de las 1:30 de la madrugada del sábado pasado en la comunidad de Nuevo Méjico con dos disparos en la cabeza cuando los vecinos escucharon los disparos

Estaba atado de manos y pies, en medio de charco de sangre. El cuerpo también presentaba golpes en diferentes partes de su cuerpo, que se presume fue ocasionado por los asesinos.

Contenido Premium: 
0
Block title
Block content
Block title
Block content
Block title
Block content
Block title
Block content