Ubican sangre en calzoncillos encontrados en casa de Cosca

Los peritos del Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses (IMELCF), realizan pruebas de ADN para verificar a quién pertenecen aquellas huellas sanguíneas.
Ubican sangre en calzoncillos encontrados en casa de Cosca

Ubican sangre en calzoncillos encontrados en casa de Cosca

Por: José Chacón @josechacon18 -

La Sección de Homicidios/Femicidios de la Fiscalía Superior Metropolitana, encontró sangre en varias prendas de vestir del padre David Cosca.

Los peritos del Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses (IMELCF), realizan pruebas de ADN para verificar a quién pertenecen aquellas huellas sanguíneas.

LEE TAMBIÉN: Menores fueron supuestamente engañadas y violadas en la 24 de Diciembre
 

Se pudo conocer, que luego de las pesquisas llevadas a cabo en la residencia del sacerdote, se ubicaron varias pertenencias de David Cosca, entre ellas: una camiseta blanca, un suéter azul claro, unos calcetines y un calzón.

La fuente no precisó si en realidad pertenecen al cura, lo cierto es que en todas se econtró sangre. En la ropa interior, por ejemplo, se detectó manchas rojas en la parte frontal del mismo.

También había sangre en las demás piezas de vestir que fueron llevadas al laboratorio de ADN de medicina legal.

Este medio envió a principios de esta semana un correo electrónico a Eunice Meneses, encargada de relaciones públicas de la Arquidiócesis de Panamá, que a principios de septiembre realizó una rueda de prensa, para anunciar la separación de David Cosca de la iglesia Divina Misericordia.

Meneses, expresó vía telefónica, que ellos no están en potestad de responder o referirse al tema hasta que el Ministerio Público sustente y realice las investigaciones del caso.

El jueves, el Monseñor José Domingo Ulloa, no quiso conversar con la prensa local tras una conferencia en donde se habló exclusivamente de la Jornada Mundial de la Juventud.

LEE TAMBIÉN: “Comadreja”, otro detenido por crímenes de la red de la abogada

Otro detalle proporcionado por nuestro informante, es que sí se econtró sangre en la habitación número 48 del hotel El Panamá, donde presuntamente se alojaron unas religiosas, como se lee en el expediente del caso, y que a su vez, fue confirmado por dependientes del hotel al revisar el libro de registros el mismo día que falleció Eduardo Calderón.

La presencia de sangre fue detectada tanto en el baño de aquella habitación, como en la parte externa de la puerta. Ese dato también aparece en los documentos judiciales que se filtaron hace unas semanas.

No obstante, la investigación ha sido considerada como reservada por parte de la Fiscalía Superior Metropolitana que es quien adelanta las pesquisas de este supuesto asesinato.

El martes, luego de una audiencia de incautación de datos, realizada en el Sistema Penal Acusatorio de Plaza Ágora, el abogado Marco Manjarrez y su colega Sarai Blaisdell, señalaron que en los registros del hotel se borró la información referente al cuarto número 48.

El pasado miércoles se contactó a la persona encargada de comunicaciones del hotel y esta contestó que no podía responder ningún tipo de preguntas relacionadas a la muerte de Eduardo Calderón.

Lo cierto es que ya se cumplen tres meses de aquel hecho y las autoridades no han podido descifrar un posible móvil en caso de que se trate de un homicidio.

Desde un principio, los investigadores cuentan con los videos captados por las cámaras del hotel, de las entrevistas de más de 40 supuestos testigos y de la detención de Hidadi Saavedra, el único sospechoso y detenido hasta el momento.

También se decomisó el teléfono móvil de Valentín Calderón, el sujeto que salió a buscar hielo de la habitación número 20 a las 2:30 de la madrugada del sábado 7 de julio.

Valentín Calderón fue quien alertó al supervisor y al seguridad de turno del suceso. También tomó fotografías de la escena con su celular.

Él es parte de la investigación en calidad de testigo, pero su abogada Sarai Blaisdell asegura que quieren buscar un chivo expiatorio y que "están protegiendo un becerro de oro".

En el expediente también se menciona a Juan Pablo Hernández, líder de Explosión Juvenil, grupo sin fines de lucro, encargado de la evangelización de juventudes católicas y que realiza actividades en todo el país y en la Divina Misericordia.

Revisando la cuenta de Twitter de Juan Pablo Hernández, nos llamó la atención un retuit que hiciera de la cuenta de la Divina Misericordia que decía: "informamos a la ciudadanía, que #padredavidcosca no está solicitando donación a nombre de persona particular, denunciar ante las autoridades competentes. ESTAFA, instituciones religiosas nunca solicitan cheque o transacción bancaria a nombre de particulares. Pasa esta información".

Ese retuit se hizo el 9 de julio de 2018 a las 17:10 horas; es decir, a las 5:10 de la tarde, dos días después de la muerte de Eduardo Calderón. Juan Pablo Hernández aparece mencionado en el expediente y también se le realizó prueba de ADN. ¿Por qué? La investigación continúa.


Para comentar debes registrarte y completar los datos generales.