Se encuentra usted aquí

Block title
Block content
Block title
Block content

Agua potable, pero turbia

La planta está estabilizada y con una producción entre el 80% al 90%.

Por: -

La superintendente de la planta potabilizadora de Chilibre, Yamileth Quintero, indicó que, en la actualidad, se puede garantizar que el agua que se está distribuyendo es potable, porque cada hora se hacen tomas de muestras que son reguladas por 40 parámetros.

"Los controles de calidad se extreman a cada hora, típicamente son cada dos horas, con tomas de muestras. Manejamos 40 parámetros físicos, químicos y biológicos, y podemos garantizar que el agua, en estos momentos, es potable", dijo Quintero, en una entrevista a RPC radio.

"Las medidas (de precaución) son de una planta de tratamiento convencional, eso significa que está diseñada para manejar una turbiedad hasta cierto límite, pero cuando rebasa esa cantidad hay que hacer ajustes, porque hay que atrapar toda esa turbiedad y hacerla decantar para que sea clarificada, que es agua potable, y pueda pasar a la ciudadanía", agregó.

Publicidad

Ver También: Aprehenden al acosador del Oeste

Estas medidas se tomaron luego de que el miércoles la planta bajara su producción en un 70% debido al alto nivel de turbiedad que se registró, en la toma del agua cruda.

"La planta potabilizadora se afectó debido al arrastre de una masa de agua con alta turbiedad. Esta es producto del aguacero que cayó el 12 de agosto, eso subió los niveles de turbiedad que no habían sido registrados en el área de la planta desde 2011. Después del evento que tuvimos en Panamá denominado la 'Purísima' están complicadas un poco las colaboraciones de plantas, se tuvieron que hacer los ajustes necesarios para bajar la producción", manifestó Quintero, quien aseguró que se mantendrán la distribución de agua en carros cisternas en los hospitales.

Quintero destacó que, en estos momentos, la planta está estabilizada y con una producción entre el 80% al 90%. Si el agua está turbia abra el grifo y déjela correr hasta que aclare.

"Esta lloviendo, pero la intensidad no es la suficiente. Las medidas a futuro, de mantener la turbiedad, es seguir con la baja producción, el ahorro de agua y hacer el buen uso del agua potable, porque en las partes altas de la ciudad de Panamá todavía se mantiene con baja presión o falta de suministro", añadió, Quintero, quien expresó que la lluvia del 12 de agosto fue tan fuerte que subió cinco pies del lago Alajuela, en menos de 12 horas.

.

Contenido Premium: 
0
Block title
Block content
Block title
Block content
Block title
Block content
Block title
Block content