Cercos sanitarios, la quinta frontera que impuso la pandemia (Video)

Para viajar hacia el interior, solo en la región de Panamá Oeste, se requiere pasar tres cercos sanitarios: uno en La Espiga, La Chorrera; otro en El Lago, Capira y otro en la Ermita, San Carlos.
Cercos sanitarios, la quinta frontera que impuso la pandemia (Video)

Por: Leonardo Flores -

Miles de automóviles se disponen a cruzar el primer cerco sanitario que busca evitar que los casos del letal coronavirus se disparen en el interior del país.

Unidades de la Policía Nacional verifican los salvoconductos de aquellos pasajeros que intentan cruzar la quinta frontera impuesta por la pandemia.

Publicidad

La actividad no para. El personal custodia la barrera epidemiológica las 24 horas del día, los siete días de la semana.

En ambos sentidos, la revisión es rigurosa. Para pasar hacia el interior o retornar a la capital se debe cumplir con la documentación requerida. sin embargo, no todos logran su cometido.

Un bus de la ruta David-Panamá se detiene para la inspección de rutina. Los pasajeros desembarcan, los oficiales verifican la documentación y cuestionan los motivos y el lugar del viaje.

Los primeros pasan el filtro y logran embarcar nuevamente. Sin embargo, un hombre es separado del grupo luego de que la oficial detectara que el destino de su viaje no coincide con su lugar de trabajo.

El pasajero deberá pedir a su empresa que actualice el lugar de residencia en el salvoconducto o pedir un permiso especial para poder realizar el viaje.

En el mismo grupo, otros hombre que viaja al sector de la frontera de Paso Canoas trata infructuosamente que el oficial lo deje abordar el autobús.

Los motivos: incongruencias detectadas en el salvoconductos, que registra su residencia en Veranillo y no en Chiriquí.

Uno de los oficiales advierte al conductor que los más probable es que ambos pasajeros no aborden nuevamente el autobús.

El equipo de ambos fue entregado y los ciudadanos deberán retornar a la capital y pedir un permiso especial para poder viajar hasta la provincia de Chiriquí.

En otro bus de la ruta Penonomé Panamá dos pasajeros no logran pasar la revisión de rutina. Una joven no porta el salvoconducto físico y al hacer la verificación digital el documento no está actualizado.

La pasajera, que regresa a su casa después de haber culminado su jornada laboral, intenta comunicarse con personal de la empresa. Después de horas de espera, el documento se actualiza digitalmente y aborda un bus hacia su destino.

Contenido Premium: 
0