Block title
Block content
Block title
Block content

Colón, fuera de control

Colón, fuera de control

Por: Agencias de Prensa / Yorlenne Morales -

La huelga en Colón se extendió por un día más. Tras una marcha desde Sabanitas al casco de la ciudad que se desarrolló de manera pacífica, en algunos puntos se dieron disturbios callejeros, saqueos, vandalismo y hasta le propinaron golpes al director de la Policía, Omar Pinzón, cuando intentó controlar a un fornido moreno.

El dirigente del Frente por la Salvación de Colón, Edgardo Voitier, advirtió desde antes de la huelga, que grupos “mercenarios o paramilitares” promovidos por el Gobierno, pretendían ejecutar acciones para desprestigiar al movimiento que rechaza que la renovación de Colón involucre la expulsión de 25 mil colonenses del Casco de la Ciudad hacia las afueras.

Publicidad

Voitier y el también dirigente Felipe Cabeza llamaron a la calma a la población y evitar que el presidente Juan Carlos Varela y su partido desacrediten la huelga.

El colonense Ramón H. Benjamín advirtió que es ridículo pensar que los mismos sectores de colonenses organizados que han venido defendiendo la Casa Wilcox como patrimonio cultural de la provincia y el país, hayan enloquecido y decidido incendiarla.

“Si van a cocinar cuentos para que la gente coma, al menos mejoren el guion, que este desde Pedro Prestán, ya lo conocemos”, escribió Benjamín.

A pesar del incendio, la estructura de la Casa Wilcox se mantuvo intacta y se puede rescatar.

Los principales disturbios se dieron en la avenida Bolívar, donde hombres, mujeres y niños saquearon algunos locales. Grupos que no habían marchado y que exigían la presencia del presidente Varela lanzaron piedras a la policía y quemaron neumáticos en varios puntos de la ciudad que quedó envuelta en una humareda. En tanto que otros, tapándose la cara con pañuelos, saquearon algunos comercios y quemaron un vehículo de la policía en el parque La Concha.

Hasta el director de la Policía, Omar Pinzón, fue empujado y golpeado por un hombre, que fue detenido posteriormente. A la altura del sector de Arco Iris fue paralizado un tren cargado de contenedores y algunos de estos fueron violados, pero la policía reaccionó más rápidamente que frente a los saqueos de los comercios locales como “El Favorito”.

La policía empleó gases lacrimógenos para repeler a los manifestantes y se escucharon insistentes detonaciones.

"Mente fría en este momento, cero vandalismo, cero violencia. La lucha ha sido un éxito, el país nos respalda, el pueblo nos respalda", declaró Edgardo Voitier, dirigente del Frente Amplio Colonense (FAC).

Los actos vandálicos registrados han dejado como saldo 4 policías y un menor heridos, 35 personas aprehendidas, 6 comercios saqueados e incautadas 9 molotov.

El Gobierno convocó a una conferencia, pero el mandatario Juan Carlos Varela no dio la cara y envió a su ministro de la Presidencia, Álvaro Alemán, quien reveló que hasta abril es que se piensa convocar a un Gabinete en Colón.

Alemán destacó la inversión de $1,100 millones en Colón y que entendía la inconformidad por las afectaciones de los trabajos del proyecto de Renovación en las 16 calles de Colón.

Alemán negó que el Gobierno con la crisis en Colón y la que enfrenta en la Asamblea Legislativa, se encuentre al borde del abismo.

Según Alemán, el vandalismo fue ejecutado por grupos de delincuentes, apoyados por personas con intereses políticos y otros del crimen organizado adversos al Gobierno.

Esa huelga no tiene justificación, y es un movimiento para crear zozobra y de alguna manera hacer ver que hay inestabilidad en el país, alegó el ministro.

En tanto, estudiantes de la Universidad de Panamá (UP) bloquearon la vía Bolívar para solidarizarse con los manifestantes de Colón. Los militantes del MJP (Movimiento de la Juventud Popular Revolucionaria) y PAT (Pensamiento y Acción Transformadora) cerraron la vía por cerca de una hora, obligando a decenas de automovilistas y al transporte público a desviarse hacia otras rutas.

El sindicato de trabajadores de Femsa Panamá, embotelladora de Coca Cola y otras bebidas, también paralizó y bloqueó durante una hora vías del país en solidaridad con el movimiento de Colón.

Fotos: Edward Santos/Víctor Arosemena

Block title
Block content
Block title
Block content