Se encuentra usted aquí

Block title
Block content

Detención preventiva ordena juez

Álex Gómez Sousa Lennox llegó con un cuello ortopédico, la mano izquierda canalizada, y en la mano derecha un cintillo del hospital donde permanece.

Por: Jorge Luis Barría /Crítica -

Detenido provisionalmente, pero en un centro médico privado hasta cumplir con un tratamiento psiquiátrico, mantendrán al odontólogo Álex Gómez Sousa Lennox, tras ser indiciado por el homicidio culposo de Ana Karen Pérez, de 28 años, y las lesiones causadas a una niña de cuatro años.

El juez de garantías, Carlos Fajardo, ordenó la detención preventiva y ordenó a la fiscalía realizar una nueva evaluación médica forense  y psiquiátrica para determinar el estado de salud mental del médico de 50 años, quien el sábado conducía bajo los efectos del licor, cuando se produjo el accidente en el Puente de las Américas.

Publicidad

Gómez llegó a la sala de audiencias del Sistema Penal Acusatorio de Panamá Oeste en un patrulla, y fue puesto en una silla de ruedas. Vestía camisa blanca, pantalón negro con rayas blancas, al igual que un abrigo que combinaba con su pantalón, sandalias chocolates y medias negras.

El hombre también llegó con un cuello ortopédico, la mano izquierda la tenía canalizada, mientras que en la mano derecha tenía un cintillo del hospital donde permanece.

Álex Gómez, mientras entraba por la rampa para personas con discapacidad, se llevaba las manos a la cara y tenía un rostro como si estuviera adolorido de los golpes, a causa del movimiento que hacían con la silla en medio de una pila de periodistas que lo esperaba fuera del recinto.

La audiencia se inició a las 9:30 a.m. Una vez estuvo el indiciado presente, el juez le dio la palabra a la fiscal Anabelli Jaén Herrera, quien inició solicitando la aprehensión del historial clínico del implicado, donde está el resultado de la prueba de alcoholemia realizada por los galenos seis horas después de haber ingresado al centro hospitalario.

En la prueba que se le practicó, el imputado registró 1.58 mgl de alcohol en la sangre.

Cuando se había hecho legal la aprehensión de Álex Gómez y posteriormente se procedía a la solicitud de imputación de cargos, el juez suspendió la audiencia por casi media hora, porque se fue la luz en la sala del SPA, ubicado en La Chorrera, y la defensa a cargo del abogado Nicanor Him no veía por la poca iluminación, situación que ocasionó la suspensión momentánea.

A pesar de que continuaban sin luz eléctrica, el juez retomó la audiencia, apoyándose con unas lámparas de emergencia que hay dentro de la sala, pero a medida que transcurría el tiempo estas fallaron, provocando que se realizara un segundo receso, hasta las 2:30 p.m.

Ya para entonces el médico Gómez se veía bastante preocupado, se llevaba sus manos al rostro, en varias ocasiones, se las colocada en sus muslos y nuevamente las llevaba a su rostro y se limpiaba los ojos, como si estuviera llorando.

Gómez, quien escuchaba detenidamente lo que expresaba la fiscal, quien leyó detalladamente el informe, expresando que en base a varios testigos se comprobó que el médico no estaba en condiciones de manejar. Fue aquí cuando el odontólogo se llevó una vez más las manos a su rostro y movía ambos pies en la silla de ruedas.

"Testigos notificados y debidamente notariados identificaron al auto del señor Álex, que iba en vía contraria por la autopista Arraiján- La Chorrera, varios minutos antes de haber ocurrido el accidente", indicó la fiscal.

Tras ser legalizada la imputación de cargos, se procedió a la solicitud de medida cautelar. El defensor Nicanor Him hizo fuertes cuestionamientos contra la fiscal, inclusive señalándola con el dedo índice y a la que le llamó "esta mujer", alegando que estaba haciendo señalamientos subjetivos, lo que provocó el enojo de la agente de instrucción, quien interrumpió al abogado y le pidió respeto cuando se dirigía hacia su persona.

A todo esto intervino el juez, quien les hizo un fuerte llamado de atención, indicándoles que el primer llamado era una advertencia y que si se repetía lo mismo, ambos serían sancionados con multas por alterar el orden en la audiencia.

En el acto de audiencia también estuvo el exministro de Seguridad, Rodolfo Aguilera, quien dijo ser amigo del imputado y fungió en esta cartera para el año 2016, cuando el odontólogo se vio involucrado en otro hecho de tránsito en Capira, que no aparece en el prontuario de Gómez, según indicó la defensa exhibiendo ese documento con su mano derecha.

Ante eso, la fiscal se preguntó que cómo era posible si hay documentos notificados y notariados de las víctimas del hecho, quienes tienen las pruebas y los peritajes del tránsito, por lo que dejó en tela de dudas, sobre el por qué de ser cierto lo que dijo el abogado, no aparece en registro el caso de aquel tiempo.

"Nos encontramos muy afectados, quiero que se haga justicia por mi hermana y mi sobrina, quien se encuentra en el hospital", fue lo que expresó entre llantos ante el juez, Natiuska Lara Sáenz, hermana de Ana Karen Pérez Sáenz.

Natiuska relató que la hija de Karen pregunta en el hospital ¿dónde está mi mamá, por qué no me viene a ver?".

"Ella se quedó dormida en su puesto" .

LEE TAMBIÉN: Fiscalía investiga caso de menor herido durante operación antidrogas

Con una voz quebrada y en llanto, Álex Gómez dijo lo siguiente: "Me dirijo a la hermana y familiares, estoy muy adolorido y no sé cómo expresarme de forma clara ante este accidente".

"Quiero pensar en mis hijos y la niña que se trasladó conmigo en la ambulancia", acotó Gómez, quien también dijo: "quiero de alguna forma resarcir el dolor y si ustedes me dan la oportunidad de otra medida cautelar, empezaré a trabajar para hacer frente a esta responsabilidad".

"No puedo echar el tiempo atrás, les pido perdón a todos", expresó Gómez, mientras se tocaba el rostro y se limpiaba las lágrimas.https:

Esta medida de acuerdo económico, a la que Álex Gómez hizo mención, fue la que utilizó cuando en estado de embriaguez comprobada, chocó en Capira a Pedro González y su familia.

González destacó que tras el accidente se llegó a un acuerdo de pena entre ambas partes y donde el señor Álex Gómez se comprometió a pagarle la suma de 10 mil dólares en resarcimiento por las lesiones sufridas, pero solo se le hizo el pago de 3,500 dólares, ya que los abogados desaparecieron y el caso quedó en nada.

Tras conocerse la decisión del juez, quien pidió vigilancia para Álex Gómez, mientras se encuentre en el hospital hasta su salida, el abogado de los afectados, Armando Guerra, dijo que era un trago amargo, porque él (Álex Gómez) debió irse directo a la cárcel, hasta que duren las investigaciones y no se ampare en unos tratamientos médicos que al final pueden ser alterados.

La detención será por 6 meses mientras se complete la investigación. El juez basó su decisión en que el imputado es un peligro para la sociedad, ya que maneja de manera inapropiada, existe peligro de fuga del proceso.

Tras la decisión del juez Carlos Fajardo, la defensa de Álex Gómez apeló la medida y se fijó para el 14 de mayo la próxima audiencia.

A diferencia de como llegó a las 9:00 a.m. con el rostro descubierto, Álex Gómez se retiró del recinto con el rostro cubierto con el abrigo que tenía en sus manos y evitó dar declaraciones a los medios, junto a él se encontraba un familiar.

.

Block title
Block content
Block title
Block content
Block title
Block content
Block title