Hermanastro de Grifina autorizaría prueba de ADN

Hermanastro de Grifina autorizaría prueba de ADN

Hermanastro de Grifina autorizaría prueba de ADN

Por: Yorlenne Morales / Crítica Impreso -

La joven Grifina López aún no se ha realizado la prueba de ADN, ya que necesitaría la autorización de un tutor legal para practicarse esa diligencia que determinará si es o no la desaparecida Mónica Serrano.

El abogado Héctor Huertas manifestó que el tutor de la joven de 17 años de edad, es su hermanastro mayor y explicó que sería éste el que puede dar la autorización, ya que ella aparece en el Registro Civil como menor de edad.

Publicidad

“Todavía tenemos algunas dificultades para la autorización, porque Grifina López es menor de edad, estamos en las conversaciones”, añadió.

Grifina tiene una cédula juvenil expedida el 16 de abril de 2018, que indica que nació el 1 de agosto de 2002, por lo que tendría 17 años y 7 meses de edad.

Indicó que de acuerdo a la ley pudiera ser un Tribunal de Familia, pero esta instancia "pudiera demorar las investigaciones y nosotros estamos interesados para que esto se haga lo más rápido posible".

De acuerdo al jurista, con la colaboración con el Ministerio Público se pudiera dar a conocer los resultados de la prueba de ADN, a más tardar la próxima semana.

Huertas se reunió ayer con el procurador general de la Nación, Eduardo Ulloa con el objetivo de conocer cómo se va a tratar de salvaguardar la integridad y la identidad de Grifina López, además para solicitar ayuda de un profesional de salud mental para salvaguardar su paz durante este proceso.

“Ella duerme confusa y preocupada y queremos que le den un poco de paz. Necesita un tipo de ayuda profesional de medicina culturalmente apropiado, porque ella es una indígena tambien”, alegó el abogado que representa a la comunidad guna de Wagandi, donde reside Grifina.

Los padres reconocidos de Grifina murieron. La joven que alega tener 17 años, ya es casada y tiene un niño con el hijo del saila del poblado de Wagandi, sin embargo el hermano mayor quedó con su custodia.

Castor Serrano y Mónica García padres de la niña desaparecida en febrero de 2003, realizaron la prueba de ADN el pasado jueves en el Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses (IMLECF).

Contenido Premium: 
0

Para comentar debes registrarte y completar los datos generales.