Se encuentra usted aquí

Block title
Block content
Block title
Block content

¡Procuradora renuncia... pero quieren que se vaya ya!

La jefa del Ministerio Público dijo que sale el 1 de enero de 2020, y que en el caso Odebrecht aún falta por investigar los periodos de Juan Carlos Varela y Martín Torrijos

Por: Redacción / Crítica Impreso -

Los VarelaLeaks producen su primera baja. Kenia Isolda Porcell, Procuradora General de la Nación, y la mujer que siguió al pie de la letra y con notable diligencia las instrucciones del expresidente Juan Carlos Varela al investigar casos de alto perfil durante los últimos 5 años, anunció al país su renuncia al cargo, a partir del 1 de enero del 2020

Ya Porcell le había adelantado al mandatario Laurentino Cortizo que ayer "daría la cara" sobre las revelaciones de los VarelaLeaks y -al igual que Juan Carlos Varela-, lo hizo con una entrevista al comunicador Edwin Cabrera de Radio Panamá. Los otros medios que aguantaron sol y lluvia fueron literalmente ignorados, como el veterano Hugo Enrique Famanía, que se quedó hablando solo en la esquina de la Procuraduría, en avenida Perú.

"Yo, que no estoy pegada en el cargo, que no vivo aferrada a esto, quiero decirle a usted que he tomado la decisión de presentar mi renuncia". Eran palabras esperadas por muchos exfuncionarios del gobierno 2009-2014 y empresarios que sufrieron la justicia selectiva, las detenciones preventivas arbitrarias y la manipulación de expedientes y pruebas en la era Varela-Porcell.

"Mi renuncia es para que mañana no digan que esto está parcializado", planteó Kenia Porcell, con un semblante sombrío, y señalando que su decisión es para que tanto el país como ella tengan "paz".

Publicidad

"Mañana (hoy) le voy a presentar mi renuncia al presidente para que pueda aprovechar ahora que vienen las sesiones extraordinarias, que escoja a un nuevo procurador".

El Gobierno confirmó que la renuncia fue ayer comunicada personalmente por Porcell al mandatario Laurentino Cortizo. Kenia y su subsecretario David Díaz acudieron, después del Consejo de Gabinete, al Palacio de las Garzas para informar su decisión.

Hablé con Varela, pero no sé nada de 'Leaks'

Previo a esto, Porcell admitió que tenía conversaciones telefónicas con Juan Carlos Varela, pero negó varias veces que el exmandatario intervenía en sus decisiones como procuradora. También dijo que no había cometido delito alguno, y que las filtraciones de los VarelaLeaks deben ser investigadas, porque han sido una "invasión a la privacidad".

"Yo sostuve algunas conversaciones con el presidente Varela, pero de ahí a que alguien mande, ejerza autoridad sobre el Ministerio Público (MP), lo rechazo categóricamente", enfatizó.

Sobre VarelaLeaks aseguró que "no las he leído y no lo voy a hacer, porque eso es un delito, un delito muy grave... Un delito que tiene que ser investigado hasta llegar a las últimas consecuencias, para saber quién lo hizo, en qué circunstancias lo hizo y dónde lo hizo".

También afirmó que solo ha sabido del contenido de las filtraciones por lo que le han relatado sus subalternos. "Me han contado que hay muchas cosas que son falsas", asegura. Tal y como lo hizo Varela dos días antes, hizo referencia a una máquina pinchadora "Pegasus" detrás de las filtraciones.

Sin embargo, aclaró que para que se investigue el origen de los VarelaLeaks, necesariamente el expresidente Varela tiene que poner una denuncia

Odebrecht: ¿se va a caer, se va a caer?

Los VarelaLeaks sacaron a la luz que para lograr el acuerdo de colaboración eficaz con Odebrecht, hugo una triangulación entre el expresidente Varela, su hermano el entonces diputado José Luis "Popi" Varela y la propia procuradora. Todos se coordinaba para negociar las condiciones con André Rabello, el número uno de Odebrecht en Panamá.

Kenia Porcell negó tal triangulación, pero aseguró que no tenía control de con quién Rabello hablaba.

Prende abanico contra el Judicial, Martín y Varela

La procuradora intentó en varias ocasiones culpar a los jueces y magistrados por las estrepitosas caídas de casos y fallos adversos al Ministerio Público en juicios de alto perfil, y colocó sobre el Órgano Judical el peso del caso Odebrecht.

Para Porcell, todo radica en que el Órgano Judicial le otorgue nuevos plazos a las fiscalías anticorrupción para que las investigaciones continúen, pero hizo una aclaración importante: que aún faltan por investigar en este caso los periodos presidenciales de Martín Torrijos y de Juan Carlos Varela.

"Es lo que el pueblo panameño quiere, que se sepa la verdad. Quiénes se llevaron los fondos públicos. La justicia penal tiene que funcionar para todos... Bajo la óptica ciudadana, el MP tiene que tener más tiempo".

De hecho, Porcell pareció resentir el hecho de que ante la opinión pública los resultados recientes de casos de alto perfil han ocurrido por culpa de los fiscales. Pidió a la ciudadanía que pongan más la mirada sobre el Órgano Judicial. "Así como en 5 años le han pedido cuentas a cada fiscal, que el país luche por su justicia penal y le comience a pedir cuentas a los magistrados", reiteró.

Yo no fuí, fue teté

La procuradora se reiteró en que nunca siguió instrucciones de Varela, a pesar de que los Varela Leaks muestran que al menos entre 2017 y 2018 chateaba todos los días con el exmandatario, desde tres celulares distintos, en un día hasta se comunicaban 200 veces, desde las 7:00 a.m. a 9:00 p.m.

"Yo, como procuradora, tengo que rechazar de manera categórica que en una investigación haya un actuación más allá del control de la prueba".

"Aquí aquí los 4,300 colaboradoes (del MP) pueden dar fe de que la procuradora nunca ha dado una orden que vaya más allá de su administración", sostuvo.

Kenia Isolda Porcell se definió a sí misma como una mujer "de valores y principios", además de "orgullosamente panameña, orgullosamente interiorana", que está dispuesta a ser investigada.

Sin hacer mayores precisiones, habló de que le filtraron que "alguien" había contratado a un cubano y a un chileno que habían "escogido unos blancos en Panamá", y que un blanco era ella.

Edwin Cabrera no le preguntó sobre estos señalamientos. Tampoco sobre el contenido de sus chats con Varela, ni sobre el pedido de un favor al mandatario para que una hermana pudiera obtener un préstamo hipotecario al 99% del valor de la casa, ni de sus supuestas palabras sobre el entonces candidato presidencial Laurentino Cortizo de que "le va a ir mal" si se metía con Varela.

Porcell tomará una semana de vacaciones, a partir del viernes.

Las más de 400 páginas de chats entre la renunciante y el expresidente destacan que el 19 de mayo de 2018 a Porcell le inquietaba algo o tenía un pálpito. "¡Quiero irme ya...es algo mío, siento que debo irme...déjeme ir por favor!", suplicaba Porcell al entonces presidente.

Varela intentaba calmar a Kenia Porcell, pero ella insistía: no quiero ser Procuradora, no es Martinelli...es el ser humano...ayúdeme a dejar este cargo lo más pronto posible por favor. Al final Juan Carlos y Kenia llegaron a una especie de pacto: ¡estaría hasta que él terminara su mandato: el 1 de julio de 2019, pero una propone y Dios dispone. La señora Porcell siguió, pero ahora sí renunció.

Que se vaya ya

La renuncia a partir del 1 de enero no parece ser suficiente para algunas figuras. Mayer Mizrachi exclamó: “Kenia Porcell, tu renuncia debe ser INMEDIATA! Después de 5 años de mentiras, extralimitaciones, violaciones y encubrimientos, no tenemos porque esperar hasta el 1ro de enero para tu partida”.

El médico Xavier Sáez-Llorens sostuvo que no hablar en cadena nacional ni permitir cuestionamientos públicos, se traduce culpabilidad. Quién no la debe, no la teme...retrasar su renuncia hasta enero 2020 significa que puede sustraer o agregar evidencias delictivas a su antojo, pero la renuncia no es suficiente, debe ser investigada de forma independiente, porque el problema es que los fiscales son sus subalternos...los casos de Odebrecht, Blue Apple y FCC deben ser investigados también, al igual que los favores de JCV a empresarios, periodistas y amigos

Para el catedrático Miguel Antonio Bernal, el l anuncio de "no renuncio hasta el 1/1/2020 es una olímpica burla a la dignidad ciudadana. Además de una muestra más de la corrupción e impunidad que han secuestrado a nuestra sociedad”.

El comentarista Juan Carlos Tapia destacó que le parece una falta de respeto al pueblo presentar su renuncia efectiva a partir de fin de año. Solo queda la acción del Procurador de la Administración que debe amarrarse los pantalones y separarla inmediatamente, porque cada día que pase en el puesto, es un riesgo en relación con pruebas, documentos y casos que la vinculan.

En tanto, el candidato a Defensor del Pueblo, Alfonso Fraguela aplaudió la decisión de Porcell, pero advirtió que no debe llevar adelante las investigaciones ante la denuncia del expresidente Varela, por ser supuestamente ella parte de las comunicaciones y su manejo podría afectar la investigación.

El subsecretario general del PRD y diputado del Parlacen, Eudocio “Pany” Pérez dijo que Kenia Porcell debe irse ya, porque estando en la Procuraduría lo único que va a terminar es la tarea que Varela le encomendó. Debe irse ya para que no destruya las pruebas".

.

Contenido Premium: 
0
Block title
Block content
Block title
Block content
Block title
Block content
Block title
Block content