"RM" anticipa nuevo ataque reputacional a Panamá

"RM" anticipa nuevo ataque reputacional a Panamá

"RM" anticipa nuevo ataque reputacional a Panamá

Por: Redacción / Crítica Impreso -

El expresidente Ricardo Martinelli anticipó un nuevo ataque reputacional contra el país, similar al de los "Panamá Papers", y advirtió que "el evasor fiscal está detrás de esto para hacer daño", refiriéndose a Roberto Eisenmann, presidente vitalicio de diario La Prensa. También aseguró que lo que viene es una extensión del "lawfare" contra él, iniciado en el gobierno del expresidente Juan Carlos Varela.

Horas después de hacer esta advertencia en su cuenta de Twitter, Martinelli publicó por esa misma vía las respuestas que dio por escrito a las reporteras Brenda Medina y Emilia Díaz Struck, del Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación.

Publicidad

El cuestionario apuntaba a una pretendida relación entre Martinelli con una firma local de abogados para supuestamente "esconder" dinero, y también para la presunta compra de equipos de espionaje. También le hicieron preguntas que intentaban establecer una vinculación de sus hijos Luis Enrique y Ricardo Alberto con la trama de Odebrecht, entre otros cuestionamientos.

Antes de dar sus respuestas, el exmandatario advirtió a las periodistas que al ver el cuestionario, le dio la impresión de que su investigación "está basada en noticias plantadas en la prensa local, sin ninguna relación con la realidad".

"Les pediría amablemente que sean más cautelosas y serias en sus preguntas, ya que su credibilidad está en juego por hacer preguntas basadas en presunciones falsas, noticias falsas, hechos irrelevantes, rumores, lawfare y todo parece un ataque político de mis detractores, porque todavía no quieren pagar impuestos", destacó Martinelli.

Primero, Martinelli respondió que no tiene ninguna relación, ni ha sido cliente de la firma Alemán, Cordero, Galindo & Lee (Alcogal). Esto porque las periodistas le cuestionaron sobre que supuestamente el bufete proveyó servicios legales en Panamá y también sirvió como agente residente en otras jurisdicciones para compañías vinculadas a sus actividades.

También le preguntaron sobre que sería uno de los primeros directores de la compañía Panagroup Ltd., registrada en Bahamas en 1997. Martinelli respondió que Panagroup Ltd., fue un holding para un banco local que fue vendido hace 20 años a otro grupo bancario, y por último a Citibank. "Tuve una mínima participación como accionista (1%)", aclaró el exmandatario.

En otra pregunta, las periodistas le cuestionaron sobre decenas de empresas panameñas en las que supuestamente él o sus familiares han tenido puestos directivos, que han avalado que otras empresas vinculadas a él o familiares obtengan préstamos bancarios. La respuesta de RM fue: "Como el mayor empleador de Panamá, nosotros somos dueños de muchas compañías que comprenden nuestro negocio. Hasta donde sé, la mayoría de las compañías requiere de financiamiento bancario para conducir sus operaciones diarias".

Le preguntaron que la firma Alcogal fue el agente de 3 compañías en Islas Vírgenes Británicas que tuvieron a su cuñado Aaron Mizrachi como beneficiario principal, y que una de ellas: Caribbean Holding Services Ltd., estaba ligada a la compra en Panamá de equipo de espionaje. "Como ya dije arriba, nunca he sido cliente de Alcogal", respondió Martinelli. "No estoy familiarizado con las situaciones financieras o estructuras corporativas usadas por cualquiera excepto por mí".

También lo cuestionaron sobre supuestas declaraciones de dos personas que trabajaron en Odebrecht sobre que las compañías Palmira Limited y Mengil International Limited se usaron para pagar millones a sus hijos.

"No tengo ninguna relación con esas compañías. La primera vez que supe sobre ellas fue a través de un periódico usado por el expresidente narco Varela", contestó enfáticamente Martinelli. "No tengo información sobre pagos hechos por o hacia nadie excepto a mí".

"Es más, ha habido cobertura mediática sobre el tema, y el caso está siendo actualmente procesado en el sistema legal. Como ciudadano respetuoso de la ley, esperaré por la conclusión del caso, que estoy seguro demostrará cómo fue manipulado desde el principio a través de la coerción".

"Todo parece ser una vendetta política, hecha por el último gobierno solo por persecución política. Esto es lo que yo llamo terrorismo político y lawfare, hecho por el expresidente Varela".

Por otro lado, Martinelli aseguró que Roberto Brin Azcárraga (señalado como representante de la empresa Palmira Limited) llegó a trabajar para la empresa familiar, y que ya no no trabaja ahí. En cuanto a Gabriel Alvarado, señalado por las reporteras como representante de Mengil International Limited, Martinelli escribió: "Nunca lo he visto, ni he hablado con él en mi vida".

Las periodistas le cuestionaron sobre un altercado que tuvo Martinelli con su exembajador en Estados Unidos, Jaime Alemán, durante un matrimonio.

"El señor Alemán fue de hecho asignado como embajador en Estados Unidos y luego destituido. Tuvimos una discusión en una boda basados en diferencias políticas. Quiero clarificar que nunca fui golpeado ni tocado por el señor Alemán. Tengo una relación cordial con él hoy".

Contenido Premium: 
0