Se encoge la lista para hacer el ‘súper’

Se encoge la lista para hacer el ‘súper’

Se encoge la lista para hacer el ‘súper’

Por: Eliécer Navarro Crítica -

La reducción en la capacidad adquisitiva de los panameños en años recientes los ha obligado a ser más reservados en sus compras, poner atención a las ofertas y rebajas, adquirir productos de marcas más baratas y concentrarse en comprar solo lo prioritario. Hay cierta expectativa de que con el próximo gobierno la situación económica mejore, pero la esperanza no abunda.

Este es el escenario que presenta el estudio "Perspectivas del mercado panameño", de Dichter & Neira. En el trabajo se encuestó a 100 empresarios, 400 consumidores y dueños de 200 abarroterías, y fue desarrollado para cinco de las principales cadenas de supermercados del país.

Publicidad

"No hay recuperación, seguimos atravesando una dura tormenta", explica la primera de las conclusiones del estudio. "El consumidor se ha vuelto reservado; invierte en productos de consumo primario, busca alternativas de menor precio, encontrando en los tamaños grandes esta condición".

El informe plantea que un 81% de los consumidores siente que la economía ha empeorado, mientras que un 80% de los empresarios del sector cree lo mismo, así como el 67% de dueños de abarroterías.

El 54% de las empresas siente que han disminuido sus ingresos, contra un 25% que cree que se han mantenido igual, y el 21% que dice que han aumentado.

Entre las abarroterías, el 70% afirma que sus ingresos bajaron; el 27% dice que se mantuvieron igual y el 4% siente que aumentaron. Por su parte, un 57% de los consumidores aseguró que bajaron sus ingresos; el 37% dice que se mantuvieron y el 6% afirma que aumentaron.

El año 2017 fue de reducción de ganancias para los supermercados, que vieron bajar sus ingresos en -2.2% con respecto al 2016. Entre enero y septiembre de 2016, fueron 1,832 millones de dólares que facturaron los supermercados, contra 1,796 millones en los mismos nueve meses de 2017. Sin embargo, el 2018 está resultando mejor, pues de enero a septiembre las ganancias han sido de 1,858 millones. Aun así, no parece ser suficiente como para mejorarle el ánimo a los encuestados.

De hecho, la gran mayoría de los consumidores en Panamá (el 84%) cree que ha aumentado el costo de la vida. Dichter & Neira calculó que el 46% de los actos de compra en los supermercados conllevan un máximo de $5. En 2018, la compra promedio en los supermercados es de $15.

Entre los empresarios, dueños de abarroterías y consumidores, hay una moderada esperanza en el nuevo gobierno que entrará en julio de 2019. Un 30% de los empresarios espera que haya un mejor gobierno que ayude a mejorar la economía. Entre las abarroterías, esta percepción es del 35% y entre los consumidores, del 30%.

"De cara al 2019, empresarios y abarroteros se muestran poco optimistas y, como siempre, el consumidor abriga mayores niveles de esperanza", interpreta Dichter & Neira. "Existen grandes esperanzas en que el cambio de gobierno sea un factor que mejore el panorama económico; sin embargo, la experiencia indica lo contrario".

El estudio aconseja a los supermercados que "es esencial asegurar la correcta selección del surtido, una impecable ejecución en el punto de venta y no alejarse de la necesidad del consumidor por contar con una oferta adecuadamente balanceada en términos de precio".