Descuartizan a profesora en su apartamento en Parque del Este

Una cajeta guardaba el cuerpo descuartizado de una mujer, que se presume, tendría entre 3 y 5 días de estar muerta.
Descuartizan a profesora en su apartamento en Parque del Este

Por: Redacción Crítica -

La Torre H, del complejo residencial Parque del Este, ubicado en la barriada Campo Lindbergh, ya no será la misma después de hoy.  Una de las residentes del apartamento 4C, del cuarto piso, fue asesinada y su cuerpo descuartizado y metido en una cajeta. La principal sospechosa de este hecho es la hija de la víctima.
Los vecinos del cuarto piso, aseguran que un fuerte y pestilente olor los llevó a quejarse con la administradora del complejo, quien en un primer intentó le solicitó al conserje de la torre, que visitará el apartamento, pensando que se trataba de un daño en el baño del 4C.
Sin embargo, algunos vecinos decidieron denunciar la situación a la Policía Nacional, cuyas unidades llegaron al complejo residencial para hacer una inspección del lugar. Eran pasadas las 3 de la tarde. 
Al tocar  la puerta del apartamento, nadie abrió, por lo que los uniformados forzaron la entrada y se encontraron en medio de la sala a una joven, que describen como de tez canela, pequeña y de contextura delgada.
Los policías inspeccionan el apartamento y al llegar al baño, detectan de donde provenía el mal olor.
Una cajeta guardaba el cuerpo descuartizado de una mujer, que se presume, tendría entre 3 y 5 días de estar muerta. 

La víctima

La víctima era una mujer de unos cincuenta y tantos años, de tez canela y contextura delgada, cabello negro, rizado.  Algunos vecinos aseguran que trabajaba como docente en el Fermín Naudeau, y además tenía algunos problemas de movilidad y debía apoyarse con un bastón.

Publicidad
La sospechosa

La hija de la docente sería la principal sospechosa de este hecho, ya que se encontraba en la escena del crimen, a pesar de la pestilencia del lugar.
La joven fue sacada del edificio con una sábana blanca y montada a un auto blanco, de marca Hilux, de la Policía Nacional y que tenía vidrios oscuros para que no fuera vista por ninguna persona, para su investigación.

Los residentes de edificios aledaños, desde sus balcones, observaban a los peritos vestidos con el traje de protección, blanco, que subían hasta el apartamento para iniciar el levantamiento.
Hasta ahora se desconoce qué sucedió dentro de esas cuatro paredes y quién fue la persona que cometió el atroz crimen.
Según versiones de un personal que labora en el condominio, los administradores pensaban que se trataba de un baño tapado, pero que minutos después le informaron que se trababa de una mujer, quien estaba picada.

Contenido Premium: 
0