Frío y con guiño de ojos, Ventura toma aire en el SPA

Frío y con guiño de ojos, Ventura toma aire en el SPA

Por: Jorge Luis Barría / Crítica Impreso -

Con una mirada fría, la frente en alto, fuertemente escoltado por patrullas y linces, grilletes en los pies, esposas en las manos y chaleco antibalas, llegó al Sistema Penal Acusatorio Gilberto Ventura Ceballos, la mente maestra detrás de secuestros, homicidios y evasiones carcelarias.

Ventura Ceballos se presentó para una audiencia que pidió su abogado Rogelio Cruz para solicitar la anulación de condena por la evasión de la Joyita del 28 de diciembre de 2016

Publicidad

La astucia de Ventura Ceballos, no pudo faltar en esta audiencia. Parecía dominar a la perfección las leyes, con una voz sutil, relajado, habló frente a los Magistrados del Tribunal Superior de Apelaciones.

En su intervención, Ventura Ceballos, quien lucía más repuesto que en sus últimas fotos, tenía una camisa de azul a cuadros, bien planchada, pantalón jean y zapatillas negras, miraba fijamente al los Magistrados y sin ningún material de apoyo, detalló del porqué debía anularse la sentencia que dictó un tribunal de juicio el 3 de mayo de 2019.

"Primero que nada quiero dejar claro que las autoridades están para hacer y cumplir las leyes. Nunca se comprobó que yo use fuerza para evadirme, fue en un descuido de las unidades policiales", indicó al resaltar que la condena se dio basado en el artículo 393 del Código Procesal Penal, que establece el modo en que se dan las evasiones, existen condenas simples y su agravante que incluye la utilización de fuerza.

"No se está juzgando que Ventura se evadió, sino cómo se evadió, cómo se dio la falta", aclaró el condenado.

Ventura Ceballos, también culpó a los medios de que lo han satanizado y por tal razón toda la población tiene ese concepto de "Mata chinos" como le apodaron dentro de la cárcel donde estuvo.

El dominicano, quien habló cerca de 15 minutos, dijo que se había evadido por temor, ya que no salía de la cárcel, porque lo querían asesinar y todo quedó en pruebas, hasta mencionó los números de la página en la que establecía dichos testimonios de los testigos.

Rogelio Cruz, defensor hizo referencia a estos mismos hechos, incluso sacó a relucir que a su representado lo tienen actualmente en la celda de Ancón, denominada "La Chirola" que según él está en mala condición, y que la Defensoría del Pueblo mandó a cerrar.

Luego de casi una hora de deliberación, el Tribunal confirmó la sentencia de 60 meses por la evasión.

Referente al artículo 393, el Tribunal detalló que a Ventura Ceballos se le condenó por las causas simples y no por agravantes en dicha sentencia, así como se le absolvió por los delitos de Asociación Ilícita para delinquir.

Tras esta decisión, el dominicano salió con un rostro fresco y al ser abordado por los medios, no habló y solo guiñó el ojo izquierdo y esbozó una sonrisa.

Contenido Premium: 
0