Se encuentra usted aquí

Block title
Block content
Block title
Block content

Identifican a 10 pastores de la secta Nueva Luz de Dios, incluido el líder

Se indicó que seis de las víctimas son familia de un cabo segundo de la Policía Nacional. Se espera que mañana los detenidos sean llevados al SPA de Bocas del Toro

Por: Redacción / Critica -

Una lista con los supuestos nombres de los 10 detenidos de la secta religiosa "La Nueva Luz de Dios" que operaba en una remota área indígena en la zona comarcal Ngäbe Buglé circula en las redes sociales.

En la lista se menciona a Mario González Blanco, de 60 años de edad, quien sería el pastor de la secta vinculada al asesinato de una mujer embarazada y sus cinco hijos, entre 1 y 11 años, además de una joven de 17. Todos fueron enterrados en fosas, localizadas a una hora de distancia de la aldea indígena Alto Terrón, e donde operaba el grupo.

Publicidad
Además de Blanco, se incluye en la a Amadio González Blanco, de 31 años; Marcelo Medina Valdez, de 20 años; Robert Flores Santos, de 22; Abdiel González, de 26; Abner González, de 23;  Ariel Ríos Blanco, de 18; Yaniela Rodriguez Blanco de 21 y dos menores de edad.
Las víctimas serían familia de un Policía

Las seis personas que fueron identificadas como víctimas de torturas formaban parte de la familia del cabo segundo de la Policía Nacional de nombre Ananías González, según una nota oficial del ministerio de Seguridad.

En el documento, se menciona la solidadariad hacia el uniformado y se anuncia que "se estará realizando una recolecta voluntaria de dinero en las oficinas para apoyar con los gastos funerarios y demás”, detalla el memorandum del Minseg.
Confirmación de muertos

En horas de la mañana, el Ministerio Público confirmó la ubicación de la fosa con 7 cadáveres, correspondientes a 6 menores de edad de 1, 3, 9, 9, 11 y 17 años. Además de una mujer adulta que estaba embarazada de aproximadamente 4 a 6 meses, madre de 5 de los menores".

También se dio a conocer que los diez supuestos pastores de la "secta La Nueva Luz de Dios" se mantendían detenidos y fueron traslados desde la aldea indígena Alto Terrón hasta la ciudad de Santiago de Veraguas.

La Fiscalía dijo este jueves que "todos los presuntos autores del hecho han sido aprehendidos y serán llevados ante el Tribunal de Garantías en Bocas del Toro entre mañana y el sábado".

También se confirmó que la llegada de "las Fuerzas Especiales evitó que otras 15 personas fueran asesinadas. Estas fueron rescatadas y enviadas a centros hospitalarios", añadió la Fiscalía en sus mensajes en la red social.
VÍCTIMAS TORTURADAS Y MASACRADAS: El abuelo involucrado

El fiscal superior de Bocas del Toro, Rafael Baloyes, dijo que los cadáveres hallados en la fosa presentan signos de tortura, y que entre los detenidos por la masacre está el abuelo de los 5 pequeños asesinados.

"Todos los autores del hecho son indígenas, es más uno de los autores del hecho es abuelo de los niños, o sea, se conocían, eran parte de la misma comunidad", dijo el fiscal en un video difundido por el Ministerio Público.

De acuerdo a los testimonios recabados, la mujer embarazada y sus 5 hijos fueron llevados a una edificación que servía como iglesia en la aldea para "celebrar el culto y los masacran", un hecho que habría ocurrido el lunes pasado.

"También fue asesinada una vecina, era una menor de edad", dijo Baloyes en referencia a la séptima víctima, de 17 años, hallada en la fosa, que habrían cavado los miembros de esta secta que "tenían más de 3 meses practicando" el culto en esa zona de la comarca.

Rituales violentos 

El fiscal indicó que los lugareños afirmaron que los rituales se tornaron violentos el sábado pasado, cuando uno de los supuestos pastores, que no identificó, dijo que había recibido un mensaje divino.

Es por ello que las autoridades consideran que salvaron la vida de las 15 personas que consiguieron amarradas y golpeadas en la iglesia, porque todo indicaba que serían sometidas al mismo rito que llevó a la muerte a las otras siete.

En la iglesia improvisada "se ubicaron un chivo muerto, machetes (...) estaba dando un rito (...) era para quitarles la vida si no se arrepentían de sus pecados", abundó el fiscal.

Los cuerpos de las víctimas, que al momento de las necropcias realizadas el miércoles registraban "cierto grado de putrefacción" ya que habían pasado "dos días desde la ejecución", se les dio cristiana sepultura en el mismo lugar pues allí hay un cementerio, dijo Beloyes.

Las labores de los forenses han sido arduas dado que la fosa está en un sitio muy apartado, de difícil acceso en medio de una selva húmeda y unos 2 kilómetros de distancia de la aldea Alto Terrón, algunos de cuyos habitantes guiaron hasta allí a las autoridades.

El fiscal dijo que no hay evidencias de que exista otra fosa ni tampoco informes de que personas que se identifiquen como miembros de la supuesta secta "La Nueva Luz de Dios" estén en otros lugares de la comarca.

A los pastores de la secta se les responsabiliza de haber causado quemaduras a tres personas el pasado fin de semana en la misma comarca durante un presunto exorcismo.

El fiscal Beloyes indicó que esperan que las primeras audiencias se realicen en las próximas horas y que se piensa imputar delitos por homicidio, privación de libertad y posiblemente por abuso sexual, dependiendo de lo que arrojen las necropcias, ya que las víctimas mujeres estaban desnudas.
.

Contenido Premium: 
0
Block title
Block content
Block title
Block content
Block title
Block content
Block title
Block content