Policía atrincherado en Colón habló y denunció supuesto abuso en la institución

El subteniente denunció una serie de irregularidades en la zona policial, supuestamente orquestada por oficiales y pidió apoyo a la tropa y a la población para no callar.

Por: Jorge Luis Barría / Crítica Web -

Horas de tensión y temor se vivieron en el cuartel de Policía de Colón y en una escuela aledaña,  luego de que el subteniente Sergio Cochez se atrincherara por más de tres horas en la armería, desde donde denunció supuestas irregularidades, y señaló a varios de sus superiores como los responsables.

Ante la actuación del uniformado, otras unidades de Proteger y Servir, de la Fuerza de Tarea Conjunta Águila y Unidades de la Fuerzas Especiales, se tomaron todo el cuartel. Hasta se escucharon detonaciones.

Publicidad

El subteniente uniformado se resistía a salir y con arma de fuego en mano, permanecía en la armería. En ocasiones, se asomaba desde la ventanilla de la puerta.

Silencio

Durante el desarrollo del hecho las unidades policiales guardaban silencio. Ni el director, Alonso Vega Pino, ni el viceministro de Seguridad, Omar Pinzón, dieron declaraciones al momento que ingresaron al cuartel de la zona.

Incluso impedían a los medios que desde un edificio cercano al cuartel grabaran hacia las instalaciones o la armería.

Luego de varias horas de lo ocurrido, la Policía emitió un comunicado en el que dijeron que no había unidades heridas, ni rehenes dentro de la armería, como se había sospechado en un inicio.

Policía se entregó

El Subteniente Sergio Cochez, luego de la intervención de familiares y pastores, se entregó y devolvió las armas que tenía en su poder.

El pastor Rafael Caña, quien colabora en la institución, dijo que luego de conversar con el subteniente, lograron que cediera y conversara con las autoridades de alto mando que habían llegado.

Al cuartel ubicado en calle 12, llegaron psicólogos, trabajadores sociales y sociólogos de la institución para brindarle atención al uniformado.

Alonso Vega Pino, relató que pudo conversar por minutos con la unidad, pero dijo desconocer su motivación. “Se llevó una negociación y se establecieron todos los protocolos que establecen estos tipos de actividades” acotó. También dijo que la institución cuenta con una división de bienestar laboral "muy robusta".

A la fecha no se sabe la situación real del policía, por lo que los especialistas determinarán lo que lo motivó a cometer este hecho, recalcó el director de la Policía.

Declaraciones

El subteniente dio declaraciones en una videollamada a la periodista Delfia Cortez, a quien dijo: “Esto lo estoy haciendo y no es algo que estoy haciendo ahora, es viejo, pero cada año agudiza más con esta clase de oficiales” destacó Cochez, quien reiteró “Aquí mandan a lo oficiales que en Panamá no sirven, no son todos, pero la mayoría de esos oficiales que en Panamá no sirven y son corruptos los mandan para acá a Colón”.

También sostuvo que los oficiales utilizan a la tropa para beneficio de ellos. “Ellos llegan y hacen sus porquerías, agarran a la tropa con esos retenes de no se qué, para cuidar drogas de no sé quien, porque lo hemos visto”. Según el subteniente muchos pasan drogas y la tropa en el retén no puede decirle nada".

“Aquí en lo interno hay demasiado abuso”, destacó el subteniente por la forma en que los ponen a trabajar en la zona, en días libres, más del tiempo y el cuadro que les hacen si presentan.

En las declaraciones Cochez denunció con nombre propio a varias unidades de alto mando de la policía y esbozó:  “Ellos deberían estar presos”, acusándolos de supuestamente estar relacionados con el manejo ilegal de sustancias ilícitas.

Sergio Cochez también aclaró que nunca secuestró a nadie, y que solo pedía que la población conociera lo que están pasando. Hasta pidió apoyo a las tropas y a la población que ha sido reprimida cuando pelean por sus derechos, a que hablen y no callen ante las injusticias que comenten en la cúpula de la institución.

La familia habla

Por su parte Gregorio Flores, hermano del policía que se atrincheró, manifestó que su familiar, al momento del hecho, se olvidó de su familia, solo quería respeto tanto dentro de la institución, como fuera de ella.

Explicó que el director de la Policía Nacional se comprometió a respetar todos los derechos de su hermano, además de apoyarlo de forma psicológica y moral.

Agregó que su familiar tiene 23 años de servicio dentro de la entidad, al tiempo que dijo, que ellos no apadrinan lo que hizo, pero señaló que una acción trae una reacción.

Destacó que siempre se buscó que no fuera lastimado.


Reacciones

El Ministro de Seguridad designado, Rolando Mirones, reaccionó a través de su cuenta de twitter sobre el hecho y dijo: “En estos momentos hago un llamado a la calma y tranquilidad a los miembros de la Policía Nacional”. Además mencionó: “Les pido que tengan confianza en el trabajo que haremos para devolverle paz a la institución. Ustedes son muy importantes para Panamá!”

Por su parte José Raúl Mulino, exministro de Seguridad comentó que hay mucha improvisación dentro de la dirección, porque policías se le han acercado a él y le han manifestado que se mantienen preocupados, por la crisis que sufren en materia de turnos, los ponen a doblar y son poco el tiempo que pasan en la casa con familiares.

“Delicado lo de Colón. Es la acumulación de muchos factores no atendidos. Se imponen nuevas prácticas y depuraciones. Lastimoso”, puntualizó Mulino.

Contenido Premium: 
0